Tito Kayak, es el líder de un grupo ambientalista puertorriqueño “Amigos del Mar”. El también es una persona muy activa en el movimiento de liberación de Puerto Rico. Fue entrevistado por Mónica Ruiz de la revista Socialismo y Liberación a comienzos de septiembre mientras se le realizaba un juicio por intentar bajar la bandera de las Naciones Unidas en la sede de la ONU e izar la bandera de Puerto Rico, mientras adentro se discutía el estatus de Puerto Rico. Después de esta entrevista y luego de dos juicios, Tito ganó su libertad. Se le conoce también por la audaz acción de plantar las banderas de Vieques y de Puerto Rico en la Estatua de la Libertad en el 2001 para protestar la presencia de la Marina de EEUU en Vieques. Tito pasó tiempo en la cárcel por esta acción heroica. 






Alberto de Jesús Mercado, “Tito Kayak”

Photo: Roberto Mercado

¿Podría presentarse y dar una reseña sobre su organización?

Me conocen como Tito Kayak, mi nombre es Alberto de Jesús Mercado. El nombre de mi organización es Amigos del Mar. 

Este año en noviembre vamos a cumplir diez años desde que nos establecimos y nos registramos con el gobierno como un grupo medioambiental. Nosotros desarrollamos un concepto diferente del trabajo de activistas, de trabajar con el pueblo—dando charlas, reciclando, y por otro lado haciendo acciones audaces. MAR significa Movimiento Ambiental Revolucionario porque somos revolucionarios. No somos pioneros en la lucha del medio ambiente, pero trabajamos de forma diferente. La mayoría de lo que hace MAR está orientada hacia la acción. 

Cinco años atrás, en la ciudad de Nueva York, tomamos la Estatua de la Libertad, tiramos literatura desde una ventana y levantamos la lucha de Vieques en la que es el símbolo de los Estados Unidos. Tuvimos un efecto positivo y casi sin darnos cuenta llevamos la lucha de Vieques a lugares en donde no se conocía. 

En los Estados Unidos, tomamos ventaja de que el Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se estaba reuniendo. Nuestra intención era la de poner a media asta la bandera de la ONU e izar la bandera puertorriqueña. Le dimos más atención y urgencia a lo que se estaba hablando adentro. Nuestra acción ayudó a llamar la atención a la continua lucha en Vieques. A pesar de que la Marina se ha retirado, la limpieza de Vieques se ha desarrollado de una manera irresponsable.

¿Que está haciendo Estados Unidos en Vieques?

Se ha creado un fondo federal especial para la isla de Vieques. Hay fondos para la limpieza de Vieques, pero el problema es que ellos están limpiando sin los procedimientos propios de monitoreo. Cada vez que encuentran una bomba, colocan algunas otras bombas pequeñas alrededor y las explotan para así detonar la bomba más grande. Esto simplemente crea una bomba más grande, la cual contamina innecesariamente y desparrama partículas peligrosas y contaminantes al suelo. Existe una forma de remover esas bombas sin explotarlas. Si la bomba está en un arrecife de coral, por ejemplo, explotan todo el arrecife. Esto es precisamente lo que queremos mostrar y ponerle fin. 






Docenas de cruces conmemoran las muertes de cancer causadas por prácticas de bombardeo de EEUU en Vieques.

Photo: Andres Lopez

Quisimos llamar la atención de la Agencia de Protección al Medio Ambiente y otras agencias, para que tomaran algunas acciones.

En las Naciones Unidas, fui arrestado antes de llevar a cabo la acción que planeábamos. Esperamos que otros jóvenes llevan a cabo acciones similares en el futuro y que ellos tengan éxito. A pesar de no haber podido tener éxito nosotros, sin embargo tuvimos la oportunidad de decir algo. Incluso el Presidente de las Naciones Unidas tuvo que mencionar el tema, así que de esa forma, fue una acción efectiva. 

¿En términos de la lucha de Vieques y en Puerto Rico en general, cual es el papel de su organización?

La primera acción de Amigos del MAR fue en Vieques. No tuvo que ver con la presencia de la Marina en aquel entonces. Sin embargo, hicimos una promesa, que nos uniríamos allí a la lucha. Nosotros ratificamos esto en 1998 mientras trabajábamos en otro proyecto contra la NASA.

En 1999, Amigos del Mar inició el primer campamento de desobediencia civil. Sin habérnoslo propuesto, esto se transformó en la clave del éxito de la expulsión de la Marina. El primer campamento fue nombrado Monte David, por David Sanes, quien fuera asesinado por una bomba de la Marina estadounidense mientras realizaban ejercicios militares. Muchas personas se sumaron en la lucha—políticos, el movimiento, estudiantes universitarios, etc. 

¿Esto entonces fue un triunfo tremendo…?

Creo que sí, pero aun no hemos terminado. Tenemos que darle fuerza y apoyo a los prisioneros políticos en Vieques. Tenemos un compañero de Amigos del MAR, José Pérez, que le llamamos el Pez Martillo, a quien le dedique la acción de las Naciones Unidas, así también como José Vélez y otros presos políticos como Oscar López, Carlos Alberto Torres, Haydee Beltrán quienes están presos por la liberación de Puerto Rico y por la lucha de Vieques. Con nuestras acciones contra la Marina en la Estatua de la Libertad, y con esos compañeros, hemos mostrado que somos David luchando contra Goliath. 

¿Que mensaje tiene para los activistas anti-guerra aquí?

Mi mensaje es tener confianza, tener fe. No puedo decir que soy la persona más cristiana, pero cuando uno está del lado del bien, uno tiene que creer que no está sólo. Para aquellas personas que leen esto, ustedes tienen que creer que lo que hacen es por su pueblo, por el planeta y por la humanidad. No están sólos porque la fuerza del universo está con ustedes. Es muy importante estar claramente enfocado para saber exactamente porque se está luchando, porque hay cosas que amenazan con separarnos. Tenemos que tener integridad y no permitir que esto pase. Que lo que nos una sea mucho más fuerte que lo que nos separa. 

¿Cómo ve usted el futuro de Puerto Rico?

Nosotros alcanzaremos la independencia de Puerto Rico. Yo creo que nuestra nación y todas las naciones tienen el derecho a la independencia. Nosotros como puertorriqueños entendemos que tenemos que luchar por ella, que será una lucha difícil, y que ellos tratarán de hacernos creer que no tendremos éxito sin la “gran nación” de los Estados Unidos. Pero con unidad, nosotros triunfaremos. 

¿Que está sucediendo con su juicio?

Mi abogado—el mismo que tengo con la Estatua de la Libertad—pensó que yo iba a aceptar declararme culpable a cambio de cinco días de servicio comunitario. Parece que no me conoce muy bien. Cuando rechacé la propuesta, la fiscalía no estaba preparada. Los cargos en mi contra incluían un delito mayor e intento de asalto a un oficial, pero fueron eliminados debido a falta de evidencia. Pero los cargos de traspaso aun siguen en pie. Podría pasar tres meses en la cárcel, pero nunca me declararé culpable. Nuestros prisioneros políticos han pasado mucho tiempo en la cárcel, yo ciertamente puedo pasar tres meses.