URGENT APPEAL:
Donate to the legal and political support campaign for the arrested Denver organizers
AnalysisEspañol

Acuerdo legal de Purdue Pharma: la familia Sackler, capos de opioides, se salen con asesinato

El conocido fabricante de opioides Purdue Pharma se declaró culpable de tres cargos federales el miércoles. Los cargos incluyen soborno de médicos para prescribir innecesariamente el opioide altamente adictivo OxyContin, defraude al gobierno de EE.UU. y pago de comisiones ilegales a una empresa de registros médicos para promover los opioides. La empresa recibió una multa de 8 mil millones de dólares, aunque la probabilidad de que esto realmente se pague completamente es mínima, ya que Purdue Pharma entró en procedimientos de bancarrota en 2019.

La epidemia de adicción a los opioides es una de las catástrofes de salud pública más destructiva en memoria viva. Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), más de 400 mil personas murieron por sobredosis de opioides entre 1999 y 2017, lo que los científicos dicen que probablemente no sea una cuenta completa. El año pasado, cada tres semanas, las muertes por sobredosis de opioides coincidieron con la cantidad de vidas perdidas el 11 de septiembre. Este año, 2020, está en camino a romper récord previo de muertes por opioides a medida que la pandemia y la disrupción económica han arrojado las vidas de muchos trabajadores a la inestabilidad y desesperación.

A diferencia del virus COVID-19, esta crisis fue fabricada. La familia Sackler, propietaria de Purdue Pharma, provocó la epidemia de opioides al inundar a comunidades de clase trabajadora con la droga altamente adictiva OxyContin una vez que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó la píldora como analgésico prolongado en 1995. A principios de la década del 2000, las sobredosis y muertes por opioides comenzaron a aumentar drásticamente, “con OxyContin al centro del problema,” según la FDA. De 2004 a 2009, las visitas a las salas de emergencia relacionadas con la adicción a los opioides aumentaron por 98 por ciento.

Las adicciones y muertes por causa de los opioides destruyen a familias y comunidades. Mackenzie Stocum, una organizadora comunitaria en la sección de Kensington de Filadelfia, un vecindario que el New York Times nombró “El Walmart de la heroína,” dijo a Liberation News que el acuerdo de Purdue Pharma muestra “La forma en que las corporaciones continúan valorando las ganancias sobre la vida de las personas y luego se salen con la suya.”

De este dolor y sufrimiento, la familia Sackler ha construido su enorme riqueza estimada en 13 mil millones de dólares. Los Sackler no enfrentarán tiempo en la cárcel ni multas significativas a pesar de los cargos contra Purdue Pharma. La bancarrota permite a la empresa anular las pérdidas derivadas de demandas y multas, y de hecho, Purdue reaparecerá como una corporación de “beneficio público” y continuará fabricando opioides con fines de lucro.

A los propios Sackler se les ha ordenado pagar poco más de 200 millones de dólares, menos del 2 por ciento de su valor neto estimado. Millones de vidas se han visto afectadas por la crisis de los opioides. Un gran número de personas están en prisión solo por ser adictos a los opioides, sin embargo, esta familia de notorios capos de droga se liberan de consecuencias. Stocum argumentó: “No existe una cantidad en dólares que pueda recuperar las vidas perdidas o revertir el daño que la familia Sackler ha causado a millones de personas. Ellos merecen una sentencia de prisión, no una palmada en la muñeca y una multa que ni siquiera pagarán.”

Tags

Related Articles

Back to top button
Close