Español

Acusaciones contra Siria: Nuevo pretexto de EEUU para intervención

Una nueva ola de propaganda imperialista justificando la intervención en Siria se está llevando a cabo. Similar a las mentiras de las supuestas “armas de destrucción masiva” que la administración de Bush usó para justificar la guerra contra Irak hace una década, el 3 de diciembre, el presidente Barack Obama emitió un comunicado amenazando a Siria con intervención militar si Siria utilizaría armas químicas.

Durante su presentación en la Universidad de Defensa Nacional en Washington, Obama dijo: “El uso de armas químicas es y sería totalmente inaceptable. Si tú hicieras el trágico error de utilizar estas armas, habrían consecuencias y tendrías que rendir cuentas.”

Haciendo eco de las amenazas de Obama, después de una junta con los cancilleres de la OTAN en Bélgica el 5 de diciembre, la Secretaria de Estado de los EE.UU. Hilary Clinton dijo, “Nuestras preocupaciones son que el régimen de Assad, cada vez más desesperado, busque usar las armas químicas,” y agrego, “Esto cruzaría la línea roja y aquellos responsables rendirían cuantas”.

El Presidente francés Francois Hollande también asertó que un ataque químico “sería una razón legítima para una intervención directa” por parte de la OTAN. Un oficial israelí, hablando en condición de anonimato, también fue citado diciendo que si hubiera un verdadero movimiento hacia las armas químicas, esto requerirá una respuesta, aunque declinó específicamente qué podría ser.

Estas actuales declaraciones por parte de políticos imperialistas junto con las cantidades de reportes por medio corporativos sobre la supuesta amenaza de armas químicas están basadas en reportes dudosos de inteligencia por oficiales de defensa estadounidense que sólo hablan en condición de anonimato. Según estos reportes de inteligencia, ha habido movimiento reciente de componentes de armas químicas y que ingenieros sirios han comenzado a mezclar los materiales químicos necesarios para armas químicas.

En respuesta a esta actual ola de amenazas, el canciller de Siria hizo una declaración diciendo que el gobierno sirio no usaría armas químicas “si fueran disponibles, bajo ninguna circunstancia en contra de su pueblo”. La declaración también agregó que Siria ha dicho repetidamente que no “usará este tipo de armas”.

En agosto, Obama hizo una declaración similar sobre el uso de armas químicas poco después de la deserción del embajador sirio hacia Irak, Nawaf al-Fares. En ese entonces, Fares declaró que el régimen quizás utilizaría armas químicas contra su propio pueblo. Poco después de la declaración de Fares, los mercenarios del Ejercito Libre Sirio comenzó un ataque de gran escala en Aleppo. Durante la batalla de Aleppo, un articulo apareció en los medios corporativos, diciendo que el gobierno sirio estaba a punto de colapsar y que probablemente iba a usar armas químicas contra su propio pueblo.

Misiles Patriota se desplegarán a la frontera turca por parte de la OTAN

Usando la supuesta amenaza de un ataque sirio por misiles terrestres armados con armas químicas, Turquía ha solicitado que la OTAN despliegue misiles Patriota a su frontera con Siria. Esta solicitud fue rápidamente aprobada después de la junta de los cancilleres de la OTAN en Bruselas el 5 de diciembre.

Hablando después de la junta, el Secretario General de la OTAN Rasmussen dijo que el despliegue sería sólo para propósitos defensivos, sumado a esto que “el despliegue de misiles Patriota servirá como una disuasión efectiva y por lo tanto reduciría la tensión de la situación por la frontera siria-turca”.

Las palabras de Rasmussen sólo se pueden interpretar como trapicheo imperialista. Después de todo, siendo un cliente fiel imperialista y miembro de la OTAN, el gobierno turco ha consecuentemente sido el partido agresivo, más de una vez escalando la tensión en Siria, mandando una nave de vigilancia militar en el espacio aéreo sirio en junio, y lanzando un ataque de artillería contra Siria en octubre. Además, Turquía ha otorgado albergue, fondos y armas a grupos terroristas luchando contra el gobierno sirio desde el comienzo del conflicto.

Contrario a la afirmación que los misiles Patriota son sólo una arma defensiva contra otros misiles, también pueden ser utilizadas como una arma de ataque contra naves aéreas. Siria no tiene ningún motivo para atacar a Turquía, un miembro de la OTAN, siendo que tal ataque le daría a la OTAN una excusa para una guerra masiva. Entonces, es obvio que desplegar los misiles Patriota a la frontera turca no es para disuadir como los oficiales de la OTAN reclaman.

Aunque la OTAN lo niega, el despliegue de misiles Patriota por la frontera turca es el primer paso hacia la creación de una zona donde es prohibido volar, el llamado “no-fly zone” para poder otorgar protección para los mercenarios del ELS operando en el norte de Siria. El senador estadounidense John McCain admitió esto abiertamente durante el Foro de la Iniciativa de Política Extranjera en Washington, D.C., el 27 de noviembre. Cuando estaba contestando preguntas sobre qué se debería hacer en Siria, él dijo: “Una zona de “no volar”. Que, claro, no significa atacar las defensas aéreas de Bashar. Significa que colocamos misiles anti-aéreos en posición y les garantizo, que la primera nave aérea siria que bajamos será la última que vuela en la zona “no volar”.

Crece el apoyo libio para la oposición siria

No es un secreto que después de derrocar la OTAN al gobierno de Gaddafi, bastantes armas libias cayeron en manos del Grupo Luchador Islámica Libia de Al Qaeda, y desde entonces este grupo ha estado ayudando a la oposición siria con proveer armas y guerrillas. También hay reportes de negociaciones secretas en Istanbul, Turquía, en fines de noviembre entre la oposición siria y el nuevo gobierno libio.

En esa reunión, se dice que los representantes de Libia se acordaron proveer armas y voluntarios para la oposición siria. Una autoridad libia habló anónimamente después de la reunión, “Hay algo planeado para enviar armas y hasta guerrillas libias a Siria, hay una intervención militar venidera. Dentro de algunas semanas ustedes verán”.

También hubo reportes anteriormente de que los guerrillas opositores en Siria habían recibido mascaras antigás, y que estaban listos a iniciar un ataque de armas químicas, y entonces echando la culpa a Siria, sería pretexto para la OTAN lanzar una invasión. Existe un video nuevo que muestra un grupo rebelde sirio con recipientes de químicos producidos por una compañía turko llamado TEKKIM, y están haciendo pruebas con una combinación de químicos para posible uso como gas neurotóxico, usando conejos. Es realmente preocupante que haya la posibilidad de un ataque de armas químicas por la oposición.

Un reporte del “Brookings Institute”, que fue publicado en marzo, llamado “Salvando a Siria: Evaluando las Opciones para un Cambio de Régimen”, contempla un escenario similar, donde una inventada crisis humanitaria sería usada como pretexto para invadir a Siria.

Una coyuntura crucial para el movimiento anti-guerra en los Estados Unidos

Aunque la OTAN ha estado participando activamente en esta guerra desde el comienzo del conflicto a través de su agente, el “Ejército de Siria Libre” (FSA), los últimos acontecimientos muestran el gran peligro inminente de una intervención directa. Cada intervención imperialista ha comenzado con una campaña de intensa demonización contra el país que es el objetivo, describiendo al liderazgo como malévolo y funesto, generalmente usando mentiras y acusaciones inventadas. Los medios de comunicación y los políticos imperialistas repiten día y noche el mismo mensaje, hasta que la opinión pública está moldeada a apoyar una intervención por razones “humanitarias”.

La más reciente campaña contra el gobierno sirio, basada en el narrativo de las armas químicas sigue ese patrón. De hecho, es muy similar a la manera en que la segunda guerra contra Iraq comenzó por la administración Bush. Estaba basada en un montón de mentiras sobre las “armas de destrucción masiva” iraquíes, las cuales nunca existieron. Tomando todo esto en cuenta, ahora es más urgente que nunca para los activistas progresistas y revolucionarias en los Estados Unidos, mantenernos firmes contra esta campaña de demonización y hacer todo en nuestro poder para exponerla al público estadounidense, y decir que es nada más que otra vil y bochornosa táctica de guerra contra Siria. También es imprescindible que nos unamos bajo la sencilla consigna de “No a la Guerra de la OTAN contra Siria”, y movilizar al público de Estados Unidos contra una guerra masiva de la OTAN antes de que sea demasiado tarde.

EEUU-OTAN, ¡Manos Fuera de Siria!

Tags

Related Articles

Back to top button
Close