El Partido por el Socialismo y la Liberación expresa su plena solidaridad con la huelga nacional de presos del 21 de agosto al 9 de septiembre. La huelga comenzará en el aniversario del levantamiento de 1971 en la prisión de San Quentin en la que fue asesinado el organizador revolucionario y escritor George Jackson, y concluirá en el aniversario de la rebelión histórica de la prisión de Áttica que tuvo lugar el mismo año.

A pesar de que la población en Estados Unidos representa solo el 4 por ciento de la población mundial, los EE. UU. alberga el 22 por ciento de los presos en todo el mundo. Tanto en cifras absolutas como en porcentaje de la población, los EE. UU. es el carcelero número uno en la faz de la tierra. Esta encarcelación masiva, que mantiene a aproximadamente 7 millones de personas tras las rejas o en libertad condicional, no es más que una solución militar a un problema social.

Los EE. UU. utiliza el poder del estado y el código penal para tratar de contener las consecuencias de su campaña de privación forzada para las personas de la clase trabajadora en comunidades oprimidas.

La huelga nacional de presos de este año forma parte de un creciente movimiento, rejuvenecido por la huelga de presos en Georgia del 2010, que lucha por los derechos humanos de los presos. La huelga en la prisión sirve para resaltar no sólo la brutalidad de los guardias, la sobrepoblación y las malas condiciones ambientales, sino también las injusticias básicas que destinan a tantas personas a estas instituciones en primer lugar.

La huelga saca a la luz pública los abusos que el estado capitalista se esfuerza tanto por ocultar. También nos ayuda a enfocarnos hacia un camino de construir una sociedad diseñada para satisfacer las necesidades de las personas y no para maximizar las ganancias, un mundo en el que se valore la dignidad humana y en donde nadie se ve obligado a victimizar al otro para sobrevivir, o por odio y por trauma—un mundo socialista.

Es importante que todos los que se consideren progresistas y revolucionarios apoyen la huelga en la prisión. El Partido por el Socialismo y la Liberación orgullosamente está iniciando y se está uniendo a acciones de solidaridad en todo el país y hace un llamado a otros para que participen en estos importantes eventos.