Español

Israel: disfrazándose como víctima

Israel desea la paz, pero no puede encontrar quién lo acompañe”. Este es el cantico que los líderes israelíes han estado repitiendo sin cansancio por más de 60 años. En realidad, lo contrario es la verdad: Israel es altamente militarizado y es un estado expansionista que beneficia de la guerra.

Los acontecimientos de los últimos meses han confirmado esta simple verdad, la misma que ha sido silenciada a propósito por los medios de comunicación corporativos en los Estados Unidos. Es muy importante engañar a las personas sobre esta situación, ya que Israel depende altamente de los miles de millones de dólares anuales que recibe como ayuda y de la protección política invalorable que le brinda Washington. Sin la ayuda y protección de EE.UU, Israel estaría completamente aislado del mundo.

A cambio de esta protección, Israel ha jugado un papel clave en la defensa de los intereses imperialistas de los Estados Unidos en el Oriente Medio. Como una hostil implantación colonial, Israel se encuentra en un estado de perpetuo conflicto con los países árabes cercanos y ha distorsionado gravemente el desarrollo en toda la región.

El 6 de noviembre, tan sólo un mes después de las elecciones de EE.UU, Israel llevó a cabo un bombardeo mortal por una semana contra Gaza, anunció que miles de nuevas viviendas de asentamiento se construirían en la tierra palestina robada y reveló planes para un proyecto masivo de asentamiento que dividiría la Ribera Occidental en dos.

Tras una aplastante votación de 138-9 por la Asamblea General de Naciones Unidas para admitir a Palestina como un “Estado observador no miembro”, Israel detuvo la entrega a la Autoridad Palestina de 100 millones en impuestos recaudados de los palestinos de Cisjordania.

Mientras que los gobiernos de los Estados Unidos e Israel dicen que apoyan una “solución de dos estados”, se opusieron amargamente a la victoria de Palestina, aun siendo solamente un estado observador sin voto, con el argumento sin sentido de que, según las palabras del embajador de EEUU ante Naciones Unidas, Susan Rice, esto “pondrá nuevos obstáculos en el camino hacia la paz”.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Israel, Danny Ayalon, en una entrevista concedida mientras las bombas seguían cayendo sobre Gaza, pintó a Israel como un paciente luchador por la paz, frustrado por la presunta intransigencia palestina: “Todavía estamos esperando en la mesa [de negociación]. Es lamentable que casi cuatro años hayan pasado casi perdidos porque la Autoridad Palestina bajo el liderazgo de Abu Mazen [Mahmoud Abbas, presidente de la AP] se negó a establecer negociaciones directas”. La realidad es muy diferente de la propaganda israelita.

¿Por qué fracasan las negociaciones de ‘paz’?

El plan de los “dos estados” propuesto por los Estados Unidos es de un estado palestino en Gaza y en Cisjordania rota en pedazos, mientras que Israel mantenga el control de las fronteras, los derechos de espacio aéreo, agua y minerales y la eliminación del derecho al retorno de los refugiados palestinos.

Pero incluso tal disposición colonial es inaceptable para los líderes israelíes. Cuando los negociadores de la Autoridad Palestina accedieron a todas estas condiciones en 2008, el ministro de Relaciones Exteriores israelí en ese tiempo, Tzipi Livni, respondió: “No nos gusta esta sugerencia, ya que no responde a nuestras demandas” En su típico tono colonialista condescendiente, añadió: “Probablemente no era fácil para que usted pensar en ello, pero se lo agradezco mucho.”

Lo que Livni quiso decir por “nuestras demandas” es un ilimitado “derecho de Israel” para apoderarse de las tierras en Cisjordania. Desde que los acuerdos de Oslo, el “Proceso de Paz” comenzaron en 1993, este ha sido el enfoque consistente de los israelíes para entablar las negociaciones, sin importar si el gobierno es liderado por un partido del Trabajo o Kadima o Likud. Los negociadores hablan de paz mientras Israel crea nuevos “hechos sobre el territorio” en Cisjordania, en forma de cientos de asentamientos.

El ex asesor de la Organización de Liberación de Palestina Michael Tarazy lo resumió: “Estamos negociando acerca de compartir una pizza y mientras tanto Israel la está comiendo”.

Hoy en día, más de 500.000 colonos israelíes viven en tierras palestinas confiscadas en Cisjordania, existiendo en su mundo propio de apartheid, protegidos por el ejército israelí. Hasta aquí llegó el mito de que los israelíes no han sido capaces de encontrar “compañeros por la paz.”

El asalto contra Gaza

Entre el 14 y 21 de noviembre, al menos 162 palestinos han muerto, más de 1.400 resultaron heridos y una gran parte de la infraestructura de Gaza y las instalaciones públicas fueron destruidas por bombardeos aéreos, marítimos y terrestres. En el lado israelí, hubieron seis muertos y 240 heridos.

El 19 de noviembre, la secretaria de Estado Hillary Clinton se apresuró al Oriente Medio desde el sudeste de Asia con el objetivo de negociar una tregua. El viaje de emergencia de Clinton fue una clara señal de los temores del gobierno de Obama de que la continuación del brutal asalto israelí contra Gaza estaba poniendo en peligro los intereses imperialistas estadounidenses en la región. El propio Obama jugó un papel clave en las negociaciones. Desde el inicio de la última campaña de bombardeos intensos de Israel, la Casa Blanca y los líderes del Congreso de ambos partidos, expresaron repetidamente todo su apoyo para el lado israelí, mientras que deliberadamente ignoraron las tragedias mucho más graves por parte de los palestinos.

El 16 de noviembre ocurrió algo sumamente absurdo. Ese día, la Cámara de Representantes “pasó” una resolución expresando su “firme compromiso” con Israel. La Resolución 813 fue aprobada por la Cámara 813 a las 12:04 de la tarde y se declaró “sin objeción” un minuto más tarde a las 12:05 pm. No hubo, ni que decir, ninguna discusión ni debate sobre la resolución. A pesar de su retórica obscenamente pro-Israel, el gobierno de Obama estaba claramente temeroso de que una nueva invasión terrestre israelí a Gaza podría provocar rebeliones en Egipto, Jordania y otros países árabes cercanos, y posiblemente conllevar a una guerra más amplia.

El presidente egipcio Mohamed Morsi jugó un papel clave en la negociación del acuerdo. Morsi entonces aprovechó la oportunidad para declarar de inmediato una serie de medidas que contribuyeron a declararse a sí mismo como el virtual dictador de Egipto. Desde entonces, las protestas masivas han sumido el país. El momento de la declaración de Morsi no fue accidental. Se produjo apenas un día después de que jugó un papel clave, en estrecha colaboración con la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, en la negociación de un alto al fuego en Gaza. No se incluyeron los términos para poner un fin al bloqueo de Gaza. La gratitud de Washington se refleja en su respuesta muy silenciada a la incautación de poderes dictatoriales de Morsi.

A pesar de la muerte y la destrucción infligida por Israel y el hecho de que no tienen fuerza aérea, marina de guerra, unidades blindadas o defensas antiaéreas, la resistencia palestina no fue derrotada. Grandes celebraciones provenientes de la resistencia tuvieron lugar en toda Gaza después de que se anunció el alto al fuego.

Los términos de la tregua temporal informan el cese de los combates, el fin de los asesinatos selectivos israelíes de líderes palestinos y los pasos definidos para levantar el bloqueo israelí que ha causado enorme sufrimiento a 1.7 millones de palestinos en Gaza.

El levantamiento del bloqueo es un tema crítico para el pueblo de Gaza. Si habrá algún movimiento real hacia el fin del bloqueo es aun dudoso, al igual que la duración de la tregua en su conjunto.

A pesar de que Israel retiró a sus colonos y bases de Gaza en 2005, ha mantenido el área cercada y bloqueada desde entonces. Como resultado de ello, la mitad de todos los niños en edad escolar sufren de la desnutrición y dos tercios de los niños son anémicos. El ochenta por ciento de la población de Gaza se compone de refugiados, los mismos que fueron expulsados de otras partes de Palestina por las fuerzas militares sionistas en 1948, y sus descendientes.

Israel se disfraza de ‘víctima’

En la década de 1960, el Partido de las Panteras Negras en EEUU tenía un dicho acerca de los policías racistas que justificaban su rutina de matar y maltratar a los negros por hacerse pasar cómo “víctima de un ataque no provocado.” Esta es una descripción que encaja perfectamente con el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu y sus predecesores que se remonta a la creación del Estado de Israel en 1948.

En los medios corrientes de EE.UU., Israel es invariablemente descrito como la “víctima”. Sus ataques militares brutales y cobardes siempre se llaman “represalia”, las acciones de Israel son “defensa propia”. (Para más información sobre esta historia, ver “Palestina, Israel y el Imperio de EE.UU., PSL Publicaciones, 2009)

Este patrón familiar se repitió en noviembre de 2008. El día después de las elecciones de 2008 de EE.UU., Israel asesinó a cinco palestinos civiles, rompiendo el alto al fuego y desencadenando una serie de acontecimientos que condujeron a un asalto militar completo contra Gaza. Una gran variedad de armas, incluyendo el fósforo blanco y municiones con uranio empobrecido, se desataron contra la población atrapada. Más de 1.400 palestinos fueron asesinados, mientras que las fuerzas israelíes habían tenido 13 muertos — una proporción de más de 100 a 1.

Cuatro años después, el 5 de noviembre, el asesinato de un hombre joven con discapacidad mental y el asesinato de un niño de 12 años de edad, el 9 de noviembre, ambos por el ejército israelí en Gaza, desató una nueva ronda de combates. Luego, el 14 de noviembre, Israel asesinó a un alto líder de Hamas, Ahmed Al-Jaabari, el mismo día que él había presentado una propuesta para un alto al fuego a largo plazo por un grupo conjunto israelí-egipcio.

Por cuánto tiempo se mantenga el actual alto al fuego, no se puede saber en este momento. La única solución a largo plazo a la crisis es poner fin a la ocupación colonial y la real autodeterminación para el pueblo palestino, incluyendo el derecho de todos los refugiados a regresar a su patria.

Tags

Related Articles

Back to top button
Close