La Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un cuerpo legislativo compuesto de 545 representantes de distintas localidades, movimientos sociales, organizaciones laborales y comunidades indígenas, que en este momento es el cuerpo legislativo más alto en Venezuela, fue instalada el 4 de agosto durante una ceremonia frente a miles de chavistas jubilosos que apoyan al gobierno bolivariano revolucionario. Durante la ceremonia, Delcy Rodríguez, quien renunció de su puesto como Primer Ministra con la esperanza de ser elegida a la ANC, fue elegida presidenta de asamblea por unanimidad.

Además de exhortar a sus colegas a recordar el espíritu de la constitución de 1999 y del fallecido presidente y líder de la Revolución Bolivariana de Venezuela, el Comandante Hugo Chávez, Rodríguez hizo un llamado a la derecha del país para darle fin a los bloqueos fascistas de las calles, que han dejado a más de cien muertos en su intento de derrocar el gobierno socialista elegido democráticamente. También enfatizó: “El pueblo de Venezuela no quiere guerra, quiere paz, quiere entenderse entre humanos, no más odios”. Fue este el espíritu en el que se reunió la ANC para su primer sesión de trabajo.

Entre los primeros pasos tomados por la ANC, que ha sido autorizada a modificar y actualizar la constitución del país, fue la creación de una Comisión de la Verdad, Justicia y Reparación de las Víctimas para investigar la violencia derechista que ha creado caos en el país y que ha atraído la intromisión por parte de fuerzas extranjeras.

La comisión anunció la suspensión de la Fiscal General de la República Luisa Ortega Diaz a la espera de una investigación de su supuesta colaboración con la violencia derechista mediante su negativa de procesar a actores violentos detenidos, de sus repetidos intentos de atascar el funcionamiento del poder judicial al oponerse a la legitimidad de personas que ella misma designó a sus cargos, al igual que de su campaña para bloquear el proceso constitucionalmente acertado de la asamblea constitucional.

En otro paso en contra de funcionarios que le brindan apoyo material a la oposición violenta, el Tribunal Supremo de Justicia ha pedido el arresto del alcalde Ramón Muchacho de Chacao, el municipio más rico de Caracas. Esto es como respuesta a la negativa de Muchacho de actuar contra los mortíferos bloqueos de las calles establecidos por pequeñas bandas de provocadores de la oposición. El Tribunal Supremo de Justicia previamente había advertido que aquellos alcaldes que se rehusaran a actuar en municipios en donde la oposición ha librado la violencia en las calles enfrentarían cargos penales y enjuiciamiento.

Contradicciones dentro de la derecha

Mientras que la ANC ha comenzado a trabajar, dentro de la derecha han comenzado a aparecer contradicciones.

Ramos Allup, figura parlamentaria de la oposición declaró que su partido, Partido Acción Democrática, participará en las próximas elecciones locales, regionales y presidenciales, en efecto reconociendo la legitimidad del sistema electoral de Venezuela renombrado a nivel internacional — el mismo sistema que otros de la derecha han tachado de fraudulento luego de la elección de la ANC el 30 de Julio. El 7 de Agosto en su programa de televisión pública de los domingos, el presidente venezolano Nicolás Maduro le dio la bienvenida a esta intención de participar y una vez más reiteró su llamado al diálogo y a la reconciliación mediante la vía electoral.

Menos de una semana después del anunció de Allup, un deshonorado oficial subalterno, quien había sido expulsado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), capitaneó a un grupo improvisado de civiles en un fallido ataque paramilitar sobre el Fuerte Paramacay en el estado de Carabobo. El ataque fue condenado por la dirección de la FANB y del gobierno bolivariano como terrorista en su naturaleza, y los combatientes capturados admitieron haber sido solicitados por figuras de la oposición en colaboración con gobiernos foráneos, de acuerdo a un comunicado emitido por la FANB luego del incidente.

Estas dos respuestas tan distintas hacia la convocación de la Asamblea Nacional Constituyente demuestran las divisiones y la actual naturaleza sin rumbo de la oposición en Venezuela. Por el contrario, la izquierda de Venezuela dentro del país ha permanecido extraordinariamente unida en su apoyo del gobierno bolivariano y del proceso pacífico de la Asamblea Constituyente.

El ministro de Defensa de Venezuela y líder de la FANB Vladimir Padrino López reiteró que las operaciones militares se encuentran en un estado normal en todo el país — que el ataque terrorista no representa una corriente que exista dentro de la FANB — y que el carácter anti-imperialista y bolivariano de la FANB se ha profundizado en los últimos años. Las fuerzas armadas jugaron un papel fundamental en asegurar que las elecciones de la ANC procedieran de manera exitosa y segura.

Declaraciones de apoyo superestrella de fútbol Diego Maradona junto a Nicolás Maduro

Declaraciones oficiales de solidaridad y de apoyo han sido emitidas por el Partido Comunista de Cuba, las naciones de La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la república de China y el Partido Socialismo y Liberación, entre otros. Jeremy Corbyn, líder del Partido Laboral del Reino Unido, se vio calumniado en la prensa corporativa internacional por rehusarse a denunciar a Maduro como un dictador y por su tímido comentario sobre su oposición a toda la violencia en Venezuela.

Presidente Boliviano Evo Morales, poco después de dirigirse a una reunión masiva de las fuerzas armadas de su país en una ceremonia nacional en la que los exhortaba a mantenerse alerta para defender la soberanía regional, utilizó el Twitter para dar una advertencia en contra de la agresión estadounidense en todas sus formas — ya sean económicas mediante sanciones, ejercidas a través de socios menores como Perú, o de carácter militar directo.

Hasta el renombrado futbolista Diego Maradona expresó su apoyo de la Revolución Bolivariana de Venezuela, diciendo en Facebook, “Cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre, para pelear contra el imperialismo”

Este fue el contexto de la reagrupación de la Asamblea Nacional Constituyente el Miércoles, 9 de Agosto, en donde el tema de discusión fue un tema de gran importancia: la lucha para diversificar, fortalecer, y definir el carácter de la economía de Venezuela ante una guerra económica librada por las fuerzas nacionales e internacionales de la austeridad, el neoliberalismo y la contrarevolución.

Traducido por Ernesto Alfonso