Español

La campaña de Lindsay/Osorio saluda a Chávez y a la Revolución Bolivariana

8 de octubre de 2012

Nosotros, los socialistas de los Estados Unidos, celebramos junto al pueblo trabajador de Venezuela la reelección de Hugo Chávez”

Los socialistas en el continente americano, y de hecho en todo el mundo, se unen con el pueblo trabajador venezolano en la celebración de la reelección de Hugo Chávez como presidente de Venezuela.

Como candidatos a la presidencia y vicepresidencia del Partido Socialismo y Liberación (PSL) en los Estados Unidos, estamos conscientes de que la victoria de Chávez es un paso adelante para el pueblo en todas partes.

Wall Street y la CIA están decepcionados hoy por la misma razón que millones de personas en Venezuela y en toda América Latina están celebrando.

Chávez y el proceso revolucionario bolivariano buscan derrocar el status quo capitalista miserable que ha permitido a las élites obtener cada vez más riqueza mientras que las masas populares sufren la pobreza extrema.

El apoyo masivo de la Revolución Bolivariana se pudo ver durante el gran mitin, dos días antes de la elección, el viernes 5 de octubre, con 3 millones de personas vestidas de rojo brillante, llenando siete avenidas principales de la capital.

Antes de la presidencia de Chávez, al menos el 66 por ciento de la población de Venezuela – un país con una de las mayores reservas de petróleo y gas natural en el mundo – sufría de una profunda pobreza. A pesar de la enorme riqueza natural e industrial, los dos partidos capitalistas dominantes, COPEI y Acción Democrática, dirigieron el gobierno para beneficiar tanto a la élite venezolana como a las compañías petroleras estadounidenses y británicas.

Ese viejo orden social en América Latina se está deshaciendo. Se necesita una transformación igualmente radical en América del Norte, donde el capitalismo ha permitido que los 400 multimillonarios más ricos aumenten su riqueza en un 13 por ciento el año pasado, mientras que millones de personas perdieron sus trabajos, sus casas, y sus seguros de salud, a la vez que el gobierno entregase su dinero de impuestos a los grandes bancos y a los círculos criminales que los operan.

Hoy en día, socialistas y progresistas y movimientos a favor de los trabajadores están luchando en toda América por un nuevo mundo. Los gobiernos de Venezuela, Bolivia, Ecuador y, por supuesto, Cuba, son representativos de una tendencia hemisférica para revocar la orden antiguo y opresivo.

Esta no es la América Latina de ayer, cuando el imperialismo EE.UU. fue capaz de expulsar a Cuba de la Organización de los Estados Americanos, invadir la República Dominicana en 1965, derrocar a Salvador Allende en 1973, invadir Granada en 1983 y Panamá en 1989.

Ahora hay una alianza anti imperialista poderosa de países que se han apoyado mutuamente para el desarrollo social, para compartir los recursos y para la construcción de la solidaridad.

Nosotros, en los Estados Unidos, seguiremos demostrando nuestra solidaridad con el pueblo de Venezuela en su lucha por los derechos de los trabajadores, por la justicia y por el socialismo. Nos oponemos a las políticas del gobierno de los EE.UU. que siguen tratando a América Latina como su “patio trasero” colonial.

Tags

Related Articles

Back to top button
Close