Trabajadora de producción en una fábrica de bolsas de plástico Sarex, Santa Clara, Cuba, junio de 2018 | Foto: Gloria La Riva / PSL

Trabajadora de producción en una fábrica de bolsas de plástico Sarex, Santa Clara, Cuba, junio de 2018 | Foto: Gloria La Riva / PSL

El bloqueo de los EE. UU. afecta profundamente todos los aspectos de la vida en Cuba: los proyectos de infraestructura se ven retrasados, no se pueden construir viviendas, los hospitales se ven obligados a cancelar cirugías electivas, las cooperativas agrícolas siguen en proceso de recuperación tras el daño del huracán, las fábricas no logran adquirir los suministros adecuados y a los estudiantes se les hace difícil hacerse de materiales escolares.
Durante más de 59 años, los Estados Unidos ha impuesto un bloqueo criminal contra la isla socialista, negándole a Cuba el acceso a las instituciones bancarias e impidiéndole negociar y comerciar con otros países.
La autora participó en una delegación política que viajó a Cuba a principios de este año, en donde se reunieron con una multitud de representantes de la sociedad cubana: el gobierno provincial de Villa Clara, una cooperativa agrícola, un policlínico médico y la federación de estudiantes en una universidad local. Todos los aspectos de la vida en Cuba se ven afectados por el bloqueo, y esta es precisamente la intención. Los Estados Unidos quiere debilitar y aplastar la Revolución Cubana mediante una guerra económica contra el pueblo, y el bloqueo le ha costado a la economía de Cuba y a su pueblo más de $933 mil millones de dórales.
Queda claro que se debe levantar el bloqueo inmediato. Los Estados Unidos no tiene por qué decidir sobre el destino del pueblo cubano.
¡El bloqueo es una guerra contra el pueblo! ¡Pongámosle fin al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba!
El pueblo cubano ha luchado por construir el socialismo a pesar de inmensas dificultades. Desde el momento del triunfo de la revolución, Cuba ha sido atacada y saboteada por los Estados Unidos. La CIA intentó asesinar a Fidel Castro en más de 600 ocasiones; los Estados Unidos desataron fuerzas terroristas en la isla que bombardearon hoteles e instalaciones turísticas y que transmitieron armas biológicas (enfermedades infecciosas) para atacar al pueblo cubano y a la agricultura.
En 1991, Cuba perdió el 85 por ciento de su comercio tras la desaparición del campo socialista de Europa del Este y de la Unión Soviética. La producción nacional disminuyó un 34,5 por ciento. Esto marcó el comienzo de una época de graves dificultades, así como de la resistencia de toda la población, conocida como el Período Especial. Nuestra traductora contó sus propios recuerdos durante el Período Especial: tuvo que subir 23 pisos de escaleras cargando cubos de aguas cuando las bombas de agua de su edificio de apartamentos dejaron de funcionar porque no habían piezas de repuesto disponibles.
Contrario a la creencia popular, el acercamiento de Obama de 2015 con Cuba no le puso fin al bloqueo en ningún sentido, sino que relajó las restricciones de viaje sin abandonar su objetivo de una contrarrevolución imperialista.
El bloqueo distorsiona todo aspecto de la vida, sin embargo, a pesar de todo, el socialismo en Cuba sigue avanzando.
Muchos estadounidenses ni siquiera saben que hay un bloqueo, o muchos creerán que es un embargo. Un embargo significaría que el comercio entre Cuba y los EE. UU. queda prohibido, pero un bloqueo significa que los EE. UU. impide que Cuba comercie con cualquier otro país.
Cuba nunca renuncia a sus sueños: Cuba nunca abandona sus sueños
Nuestra delegación se reunió con los líderes del gobierno provincial en Villa Clara, Poder Popular, y nos explicaron las dificultades que han tenido que enfrentar para levantar su economía y mantener a su población.
Puesto que prácticamente todas las otras vías económicas están limitadas por el bloqueo, el turismo es el componente más importante de la economía cubana. Para impulsar el crecimiento del turismo, el gobierno provincial cubano emprendió un proyecto ambicioso: el conectar el territorio cubano con los cayos del norte, un destino turístico de primera categoría reconocido en todo el mundo.
La primera piedra se lanzó al mar el 15 de diciembre de 1989, y hoy El Pedraplen es una de las calzadas marinas más largas del mundo, de 45 kilómetros y 46 puentes. A pesar de las dificultades del Período Especial, el gobierno cubano no abandonó la construcción de la carretera hasta que fue finalizada en el 2003: “Cuba nunca renuncia a sus sueños; Cuba nunca abandona sus sueños.” Los camiones de construcción realizaron más de 900,000 viajes para transportar 6 millones de metros cúbicos de piedra.
Toda la construcción se llevó a cabo con una fuerte supervisión ambiental y un cuidado específico para no perturbar la flora y la fauna. La colaboración internacional desempeñó un papel importante: 4.511 especialistas de 14 organizaciones contribuyeron al proyecto. El intercambio ecológico de agua de mar está garantizado por los numerosos puentes que cruzan El Pedraplen, y de hecho la biodiversidad de peces ha aumentado con el proyecto.
Como señalaron los funcionarios del gobierno, las regulaciones ambientales fueron aplicadas estrictamente. Las nuevas leyes obligan a toda nueva fábrica a limpiar los residuos que genere. Las juntas de supervisión permanentes vigilan cada provincia, y cualquier empresa que sea sorprendida contaminando o violando la ley se ve procesada disuelta de inmediato.
El bloqueo de los Estados Unidos dificulta la reconstrucción tras el daño de la tormenta
Cuando el huracán Irma tocó tierra en Cuba el año pasado, “el daño fue enorme,” relató un líder del Poder Popular. “Nunca hemos tenido tiempo tan malo. Ninguno de los meteorólogos anticipó algo tan malo. Los vientos alcanzaron más de 150 km / h (93 mph) y el huracán pasó muy lentamente por Cuba. Más de 150,000 casas fueron afectadas.”
La recuperación en la ciudad de Remedios solo alcanzó el 44 por ciento debido al bloqueo de los Estados Unidos contra los materiales de construcción. “Algunas casas aún están sin techo,” relató el director del Museo de las Parrandas de Remedios. “Hemos sufrido el bloqueo durante años. Alberto [la tormenta tropical de mayo de 2018] también nos afectó, ya que nuestras reservas de agua subterránea ahora están saturadas. Perdimos muchas hectáreas de cosechas. El bloqueo está afectando la recuperación de Remedios.”
El año pasado, Remedios cumplió 521 años, es una de las ciudades más antiguas del país. La intensidad de los huracanes está aumentando como efecto del cambio climático.
Afirma una cooperativa alimentaria: “Perdimos todo lo que se había cultivado”
En la cooperativa agrícola cercana de pequeños agricultores (la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños o ANAP), los trabajadores de las cooperativas explicaron el desastre que el huracán le causó a los cultivos. Nebis, la joven presidenta de la Unión de Jóvenes Comunistas de la cooperativa, dijo: “Nos vimos muy afectados por el clima. Intentamos salvar la cosecha, pero perdimos todo lo que se había cultivado.”
La cooperativa también sirve como punto de recolección para que los 125 productores de leche del área traigan y almacenen leche, que luego se distribuye a las familias en el área. Se le da prioridad a las escuelas y familias con niños pequeños. Se perdió un equivalente a tres días de recolección de leche porque las carreteras estaban bloqueadas. Un proyecto de la ONU ayudó a reconstruir la cooperativa, pero lo que se necesita es un levantamiento del bloqueo.
“Sufrimos directa e indirectamente,” dijo Nebis. “Cuando una campesina está enferma, va al hospital. La atención médica es gratuita para nosotros, pero el bloqueo impacta al Estado.” El impacto resuena en todas partes, dijo. “Todos los días, todos los cubanos sufren como consecuencia del bloqueo de los Estados Unidos. Incluso es difícil conseguir alimento para los cerdos.”
A pesar de los tremendos contratiempos, la cooperativa sigue haciendo su trabajo para satisfacer las necesidades de los Villa Clareños. La economía planificada de Cuba implica que los alimentos se producen y distribuyen en base a la necesidad, no con fines de lucro.
Señala director de hospital cubano: “El bloqueo nos obstaculiza en todos los sentidos”
En la Policlínica Martha Abreu en Villa Clara, los directores le dieron a nuestra delegación una visión general del famoso sistema de salud cubano. Antes de la Revolución, en Cuba había una alta tasa de mortalidad infantil, una esperanza de vida de 60 años y una sola escuela de medicina en todo el país. La Cuba prerrevolucionaria contaba con un sistema educativo privatizado en donde solo habían médicos en las ciudades principales y en donde muchas enfermedades comunes proliferaban en las áreas más pobres.
Hoy en día, la esperanza de vida en el socialismo es de 78.45 años y sigue en aumento. Cuba cuenta con una de las tasas de mortalidad infantil más bajas del mundo: 4.2 muertes por cada 1.000 nacimientos. Por otra parte en los Estados Unidos el promedio es de 5.8. La mayoría de las enfermedades infeccionas han sido erradicadas de la isla y existen universidades públicas y gratuitas en todas las regiones.
“Este sería un sistema de salud perfecto,” explicó la directora Victoria Lisid, “pero el bloqueo nos obstaculiza en todos los sentidos. Nos vemos limitados a tecnologías más antiguas porque las nuevas son demasiado costosas de adquirir.”
Uno de los principales tratamientos para varios tipos de cáncer, el cisplatino, le cuesta a Cuba $186 por un frasco pequeño. “Los pacientes necesitan 10 de estos por cada tratamiento,” dijo el médico. ;“Los EE. UU. produce este medicamento por $25, pero no podemos comprarlo debido al bloqueo. Para el antibiótico amoxicilina, pagamos tres veces más por el valor de los materiales.”
De hecho, en la clínica Martha Abreu, las cirugías electivas han sido suspendidas temporalmente por falta de hipodérmicos.
Sin embargo, los médicos cubanos siguen viajando por todo el mundo, brindándole atención médica a lugares en países en donde los propios médicos del país no van. “Estamos hombro con hombro con la gente de la comunidad,” dijo un médico cubano. La provincia de Villa Clara solo ha enviado a sus médicos a 64 países. “Damos lo que tenemos, no lo que nos queda.”
El mundo entero se opone al bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba: ¡resistir el bloqueo!
La resistencia del pueblo cubano continúa a medida que construye una sociedad basada en satisfacer las necesidades de los muchos y no las de unos cuantos.
La oposición a la agresión de Washington es universal. La mayoría de las personas en los Estados Unidos se oponen al bloqueo. El año pasado, prácticamente todo el mundo (191 países) votaron por levantar el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba. Solo Estados Unidos e Israel votaron en contra de la resolución. El próximo 31 de octubre en la Asamblea General de las Naciones Unidas habrá una votación una vez más sobre la resolución para ponerle fin al bloqueo de los Estados Unidos.
El bloqueo de los Estados Unidos es de 59 años de opresión genocida contra la Cuba socialista. Debemos oponernos al bloqueo y luchar para que sea derrotado. ¡Que Cuba viva!
Cuba, imperialismo, América latina
Social media suggested tag (two paragraphs selected from the article):
Contrario a la creencia popular, el acercamiento de Obama de 2015 con Cuba no le puso fin al bloqueo en ningún sentido, sino que relajó las restricciones de viaje sin abandonar su objetivo de una contrarrevolución imperialista.
[…]
La oposición a la agresión de Washington es universal. La mayoría de las personas en los Estados Unidos se oponen al bloqueo. El año pasado, prácticamente todo el mundo (191 países) votaron por levantar el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba. Solo Estados Unidos e Israel votaron en contra de la resolución. El próximo 31 de octubre en la Asamblea General de las Naciones Unidas habrá una votación una vez más sobre la resolución para ponerle fin al bloqueo de los Estados Unidos.