URGENT APPEAL:
Donate to the legal and political support campaign for the arrested Denver organizers
Español

Manifestaciones en 40 ciudades dicen ‘¡Alto a los desalojos!

Con más de 50 millones de personas perdiendo sus empleos, una ola de desalojos y ejecuciones hipotecarias está comenzando a barrer el país. En lugar de proporcionar un alivio real, el gobierno está desatando a departamentos de policía para desalojar a las personas de sus hogares, hostigar a las personas sin hogar y continuar llevando a cabo actos rutinarios de violencia y brutalidad en las comunidades negras, latinas e indígenas. Mientras tanto, la moratoria sobre los desalojos de propiedades de alquiler con respaldo federal expiró el 25 de julio.

Esta es la razón por la cual activistas en más de 40 estados participaron en un Día Nacional de Acción el 25 de julio, para exigir “¡Alto a los desalojos y ejecuciones hipotecarias, cancele a los alquileres y un fin al terror de la policía racista!” Desde California hasta Nueva York, desde Texas hasta Massachussets, salieron a las calles a pie, en automóvil, y en bicicleta e incluso colocaron pancartas en las carreteras para dar a conocer su mensaje. Fueron a comunidades, comisarías, capitales estatales y ayuntamientos. Aquí hay una muestra de las actividades, que fueron iniciadas por el Partido para el Socialismo y la Liberación.

Santa Rosa, California. Una pancarta fue desplegada sobre la carretera 101 en protesta por la inacción y el fracaso del gobierno federal para evitar la inminente ola de desalojos y abordar el terror policial racista. Con ell PSL se unieron miembros de North Bay Organizing Project, Socialist Seawolves, Students for Socialism and Liberation y MECha. La acción recibió cientos de bocinas en apoyo.

Los manifestantes después se unieron a una acción antifascista en el Old Courthouse Square en el centro de Santa Rosa organizada por Love and Light. Cien personas, una multitud multigeneracional y multinacional. El apoyo casi unánime a la protesta multi-general y multinacional provino de los espectadores en la calle y en la acera. Esto demostró el apoyo amplio y multinacional al levantamiento contra el racismo y el terror policial.

Oakland, California. “Cancelar los alquileres y alto a los desalojos” sonó frente a la plaza de Oscar Grant en Oakland en un discurso exigiendo la cancelación de alquileres e hipotecas y el fin de la brutalidad policial.

Esta animada manifestación atrajo a la gente que pasaba, que escuchaba a los oradores explicar la conexión entre la represión de los manifestantes en Portland y Chicago por parte de la policía militarizada y la falta de acción por el estado a prohibir ejecuciones hipotecarias y desalojos durante una pandemia.

Rosa Astra del PSL señaló que “Todas estas cosas que la gente necesita en nuestra sociedad, no las tenemos, y no es porque no tengamos los recursos… es porque los multimillonarios y sus políticos, tanto en el partido Republicano y Demócrata se preocupan más por sus ganancias que por las necesidades humanas”.

San Francisco, California. Los conductores de automovil en la autopista 280 tocaron su bocina en apoyo a las consignas, “¡Alto a los desalojos! ¡Alto al terror policial racista!” y “¡Alto a la guerra contra la América Negra!” en una pancarta desplegada en lo alto, mientras que los conductores en Geneva Ave, junto a la estación de BART del Parque Balboa, tocaban sus bocinas en apoyo a una pancarta que decía “¡Justicia para George Floyd y todas las víctimas del terror policial racista! Encarcelar a los policías asesinos”

National City, California. Alliance of Californians for Community Empowerment, Unión del Barrio, Anak Bayan, Democratic Socialists of America, Sunrise Movement y otras organizaciones se unieron al PSL para una marcha y una manifestación. Norma Velásquez, cuyo hijo, Jacob, fue asesinado en el 2017, explicó que la policía de National City: “Arrastraron a mi hijo mientras estaba herido y lo dejaron allí por 14 horas, sin cubrirlo, bajo un clima de 90 grados”.

La multitud marchó desde Kimball Park hasta el edificio del Departamento de Policía de National City, donde José Cortés del PSL habló sobre la necesidad de construir un movimiento socialista revolucionario para acabar con los desalojos y el terror policial de una vez por todas. Otras acciones tuvieron lugar en todo el condado de San Diego durante el fin de semana en solidaridad con los manifestantes de Portland y todas las víctimas de la brutalidad policial.

Los Ángeles, California. En el estacionamiento de Harvard Heights Food4Less, una caravana de automóviles comenzó con una conferencia de prensa. Los oradores conectaron la lucha por la vivienda con la brutalidad federal y policial. Más de 40 automóviles pasaron por Pico Union hasta Westlake, y terminaron en la estación de policía de el Rampart Division, donde los activistas sostuvieron una pancarta que decía “LAPD: Culpable de asesinato”. Las consignas y cantos en los letreros de automóviles, en inglés y español, pedían el fin de los desalojos y el terror policial racista, así como la abolición de la migra/ICE.

Area de Tri-Cities, Washington. Se llevó a cabo una acción de 11 am a 2 pm en Volunteer Park en Pasco. Los activistas se instalaron a lo largo de la calle 4 y recibieron una buena acogida de los automóviles que pasaban. Además, el sindicato SEIU tuvo una protesta de caravanas de automóviles en el extremo opuesto del mismo parque en apoyo de los trabajadores de cuidado infantil. Hicieron varias vueltas alrededor del parque y se mostraron solidarios, antes de alejarse un poco más del parque para su caravana.

Dallas, Texas. En una manifestación en el Ayuntamiento, PSL, IWW y otros exigieron el fin inmediato de los desalojos durante la pandemia de COVID-19, citando a la policía como los ejecutores de la práctica inhumana de desalojar a las familias durante una crisis de salud. Los manifestantes marcharon por el centro de la ciudad seguidos por una caravana de 15 autos. La manifestación fue recibida con puños de solidaridad y bocinas y aplausos de la gente del centro.

Columbia, Carolina del Sur. El 24 de julio, activistas decididos desafiaron una tormenta eléctrica y una lluvia torrencial para marchar desde Laurel y Main St. hasta el Capitolio. One Community Cause, Dismantle Racism U of SC, # SimpleJustice Black Lives Matter y PSL se unieron a organizaciones de Greenville y Charleston para hablar en contra de las desigualdades económicas en Carolina del Sur y la represión policial que enfrentan los manifestantes. “Nuestro gobernador Henry McMaster ha recaudado $7.7 millones en alquileres en el pasado como propietario, tiene mucho dinero, nadie debe ser desalojado, nadie debe pagar el alquiler en este momento”, dijo un asistente.

Los manifestantes también exigieron el juicio y el enjuiciamiento de Kevin Davis, un oficial del Departamento de Policía de Columbia que mató a Joshua Ruffin, de 17 años, en abril. “Kevin Davis no debería estar viviendo una vida cómoda, no debería poder seguir con su día mientras un niño, un niño de 17 años, que él asesinó, está muerto”, Kym Smith le dijo a la multitud. Carolina del Sur se ha enfrentado a una represión masiva por parte de la policía debido a las recientes protestas en curso.

Asheville, Carolina del Norte. Una caravana de protesta unió fuerzas con otras organizaciones para una tarde completa de activismo. Un evento de impresión de camisetas de “Desfinanciar a la policía” desde las 11 am, fue seguido por una protesta de caravana, y luego una marcha y una caravana por el centro de la ciudad. La protesta incluyó organizaciones como Tranzmission, DefundAvlPD, Justice4Jerry2020 y Movement for a People’s Party. y PSL. En la marcha final, sin desalentarse por la lluvia, alrededor de 100 personas a pie, en automóviles y en bicicleta recorrieron las calles del centro de Asheville bloqueando el tráfico para gritar “¡Las vidas negras importan!”

Jackson, Mississippi. Activistas comunitarios se unieron a PSL frente a la capital del estado para exigir el cese de los desalojos y ejecuciones hipotecarias, la cancelación de los alquileres y el fin del terror policial racista. La acción contó con el apoyo de una amplia coalición de organizaciones. Los oradores incluyeron a Sheree y Sharonda de Call Center Workers United, Calandra de Black Youth Project 100, Esther de Mississippi Teachers United y Don de Mississippi para un regreso seguro al campus.

Bezal, de Mississippi PSL, dijo a la multitud: “¡Todos estos problemas se conectan! Durante la pandemia, las comunidades negras, inmigrantes e Indígenas en Mississippi se están infectando a tasas más altas que las personas blancas. Nuestros maestros y otros trabajadores escolares se ven obligados a volver a trabajar durante una pandemia debido a que nuestro sistema escolar valora que la economía vuelva a la normalidad por encima de la seguridad de los trabajadores y niños de todo color. ¡Es por eso que necesitamos un movimiento obrero unido a estas demandas! “

El Partido para el Socialismo y la Liberación y otros organizadores locales emitieron una lista de demandas dirigidas al gobernador del estado que incluyen: 1) Convertir lo esencial de la vida en derechos humanos; 2) Detener la guerra contra las comunidades Negras e Indígenas en Mississippi: poner fin a la brutalidad policial y el encarcelamiento masivo; 3) Detener la guerra contra las comunidades inmigrantes; 4) Proteger a los niños y trabajadores educativos de Mississippi.

Estas demandas se han organizado en una petición que los asistentes firmaron. Se distribuye ampliamente a nivel local y en línea. Firma la petición.

En Pittsburgh, Pennsylvania. unas 50 personas se manifestaron en el parque Nelson Mandela en el vecindario de Garfield para decir no al terror policial racista y exigir una extensión de la moratoria sobre los desalojos y ejecuciones hipotecarias durante toda la duración de la crisis del COVID. Millones en Pennsylvania se enfrentarán a una ola masiva de desalojos ya que la moratoria expirará a fines de agosto. La manifestación se organizó en colaboración con el Pittsburgh Unemployed Council, una organización que sigue el legado de los consejos de desempleados de la década de 1930, que en ese momento se organizaban en vecindarios de todo Estados Unidos.

Champaign-Urbana Illinois. El PSL, junto con los aliados de la Coalición Antirracista del condado de Champaign, marcharon para exigir la cancelación de los alquileres, la prohibición de los cortes de servicios públicos y el fin del terror policial racista.

Cuando la protesta tuvo lugar fuera de Rogue Barbershop Co. en el centro de Champaign, un hombre salió de la tienda vestido en una de las camisetas “thin blue line” de la barbería. Se subió a una camioneta roja y se quedó aguantado por la protesta por un corto tiempo antes de pisar el acelerador y conducir hacia la multitud pacífica durante un discurso. Los organizadores de la marcha y los equipos de seguridad entraron en acción y se pusieron ellos mismos y sus bicicletas frente al vehículo. Debido a su rápida respuesta, nadie resultó herido y la marcha pudo reanudarse con éxito.

El conductor atravesó a los organizadores y manifestantes, destrozó una bicicleta de seguridad y se alejó a toda velocidad con un manifestante atrapado en la parte trasera de su camión. Un equipo de seguridad lo siguió para garantizar la seguridad del manifestante, mientras que un equipo médico verificó el bienestar físico y mental de los manifestantes.

Cuando llegó la Policía de Champaign, no detuvieron al agresor. Más bien, fueron hostiles al manifestante atrapado después de que ella escapó y le preguntaron al agresor blanco si le gustaría presentar cargos.

Madison, Wisconsin. En un discurso, el activista local Devon describió el reciente asalto por motivos raciales a su amigo cercano en una tienda de comestibles local. Destacó que el atacante había sido liberado con una fianza de $650, continuando la tendencia de que los autores de delitos de odio racista en Madison reciben cargos bastante indulgentes, si es que son arrestados. Annika del PSL contrastó cómo la policía ha respondido en gran medida con inacción a los recientes crímenes de odio contra personas negras con el hecho de que la misma fuerza policial ha arrestado y acusado a varios activistas negros locales.

Boston, Massachusetts. Se llevó a cabo una manifestación en la estación de Ruggles en Roxbury para hablar en contra de los desalojos racistas y la vigilancia policial. El evento tuvo lugar sólo cuatro días después de que el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, extendiera la moratoria de desalojos hasta el 17 de octubre. Sin embargo, la multitud reconoció que esto solo retrasará los 30.000 desalojos y contando pendientes en la Junta de Bienes Raíces del Gran Boston. El organizador Nino Brown dijo: “El 17 de octubre, tenemos que hablar con nuestros vecinos, si sus vecinos no pueden pagar el alquiler, organícelos”. Aquellos que salieron tenían mucho que decir, porque la gentrificación continúa incluso mientras se acumulan los desalojos en los barrios marcadamente segregados de Boston. Mariel, residente de Brockton, dijo a Liberation News: “Vi que Allston se gentrificaba y que Roxbury se gentrificaba. Sé que muchos de mis amigos tuvieron que mudarse de las casas en las que se criaron porque se convirtieron en condominios inaccesibles. ¡No tenemos adónde ir!”

Northampton, Massachusetts. 40 personas se manifestaron frente al Ayuntamiento. Los manifestantes luego se unieron a una marcha para abolir el Departamento de Policía de Northampton.

New Haven, Connecticut. Los manifestantes se reunieron en la esquina de Ferry St. y Grand Ave. en Fair Haven. La cancelación de los alquileres es especialmente urgente dado que la moratoria de alquileres de este estado expira el 25 de agosto.

Los oradores subrayaron el carácter local de la crisis de la vivienda en Connecticut mientras ubicándola dentro de la crisis actual de opresión capitalista y terror policial racista, y la relacionaron con la explotación imperialista en el extranjero.

“¿Cómo podemos pagar el alquiler sin salario? … Es hora de dejar de proteger a los ricos y comenzar a valorar a la persona cotidiana, vulnerable, esencial”, dijo Celina Fernández-Ayala. Laura Snell llamó la atención sobre la insuficiencia del actual programa de alivio de alquileres de Connecticut. Fundamentalmente, los residentes del estado tienen que  solicitar ayuda a través de la línea directa del estado, que ya está sobrecargada. Laura, explique que esto hace que las personas “no puedan solicitar un alivio para el que tal vez ni siquiera hayan sido aprobados”.

En toda la ciudad de Nueva York, las acciones variaron desde declaraciones hasta programas de estilo “servir a la gente”. En Queens, los organizadores establecieron una estación para conocer sus derechos en el parque Flushing Meadows Corona junto con un discurso. Cuando los visitantes del parque pasaban, se detuvieron para hablar y aprender cómo protegerse de la próxima ola de desalojos, obteniendo también comida y agua gratis. La organizadora del PSL Gabriela Silva dirigió una clase de salsa junto al evento, trayendo a los jóvenes que pasaban por el parque.

En el Este de Harlem, PSL se organizó con el People’s Church (iglesia del pueblo) para combinar la educación política con su programa semanal de distribución de alimentos, enseñando a la gente sobre los derechos de los inquilinos. Los organizadores del Bronx también educaron a los inquilinos sobre sus derechos, agregando llamadas y folletos para limpiar a Claremont Park, que ha sido abandonado por la ciudad debido a recortes en el saneamiento y los trabajadores de recreación del parque. Argumentaron que en su lugar se debe recortar el presupuesto del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York.

Los organizadores de Brooklyn repartieron cientos de folletos sobre sus derechos junto con agua y desinfectante para manos mientras realizaban un discurso en el vecindario de Crown Heights, donde los miembros de la comunidad se unieron. Los oradores hablaron sobre por qué la vivienda es un derecho humano, cómo la policía defiende la propiedad privada y el sistema capitalista, la abolición y el socialismo, por qué es necesaria una revolución, terminando con el famoso canto de Assata Shakur “Es nuestro deber luchar por nuestra libertad. Es nuestro deber ganar. Debemos amarnos y apoyarnos mutuamente. No tenemos nada que perder excepto nuestras cadenas”. PSL también creó conciencia y inscribió a personas para escribir cartas a Ronald Williams, un residente de Brooklyn que ha sido encarcelado injustamente desde 2015.

Related Articles

Back to top button
Close