EspañolPSL Statement

Declaración del PSL: ¡Justicia para George Floyd!

El Partido por el Socialismo y la Liberación condena el brutal asesinato de George Floyd por parte del Departamento de Policía de Minneapolis. Extendemos nuestra más profunda simpatía a su familia y su comunidad. Despedir a los oficiales no es suficiente. El oficial Derek Chauvin, y sus tres policías cómplices, deben ser arrestados y acusados de inmediato. ¡La justicia solo puede comenzar con una condena y sentencia de todos los involucrados!

Saludamos a los miles de residentes de Minneapolis, Minnesota, que salieron con justificada indignación para exigir justicia para George Floyd. Los manifestantes de todos los orígenes y edades salieron a las calles el día después del asesinato de Floyd y se encontraron con una violenta represión policial. La policía, con equipo antidisturbios, utilizó rociador de pimienta, gases lacrimógenos y escopetas con balas de goma para reprimir la justificada ira por parte de la población de Minneapolis.

Hace solo cuatro años, Minneapolis deploró el asesinato de Filando Castile, un hombre afroamericano que la policía también mató a tiros. Su asesino, Jerónimo Yáñez, fue despedido y declarado inocente en el juicio. El asesinato policial de Castile provocó protestas en todo el país.

Este último incidente de terror racista sancionado por el estado se produce inmediatamente después de una serie de asesinatos de policías y vigilantes que han tenido lugar desde que comenzó la crisis del COVID-19 en los Estados Unidos. Aunque en algunas partes del país se mantienen aún medidas de confinamiento y cuarentena, la opresión de los afroamericanos aún permanece y, de hecho, ha aumentado a raíz de una de las mayores crisis de salud pública en la historia reciente.

Un video que captura el asesinato de George Floyd fue publicado en Facebook y provocó una gran indignación y protesta. En el video, se ve a Floyd en el suelo sujetado por el cuello, la cara presionada contra el suelo con tanta fuerza que le sangra la nariz, y se escucha jadear repetidamente “No puedo respirar”. Mientras Floyd estaba en el suelo, el oficial Derek Chauvin empujó su rodilla en la parte posterior del cuello de Floyd, ahogándolo durante varios minutos. Cuando varios espectadores suplicaron a los oficiales que se quitaran del cuello a Floyd, él no respondió y fue llevado en ambulancia al Centro Médico del Condado de Hennepin. Más tarde fue declarado muerto. Las últimas palabras de George Floyd, “No puedo respirar”, son exactamente las mismas últimas palabras de Eric Garner, quien fue estrangulado por el oficial de policía de Nueva York Daniel Pantaleo en 2014.

Los oficiales afirmaron que estaban respondiendo a una falsificación en curso, un posible delito no violento. Los oficiales alegaron que el desarmado Floyd se resistía al arresto. Sin embargo, más tarde cambiaron su historia, afirmando que estaba “sufriendo problemas médicos”. Es indignante que la policía use tácticas mortales tan brutales en contra de una persona, y más aún en contra de una persona en apuros médicos.

No podemos depender de la Oficina Federal de Investigaciones, que ha comenzado a investigar el asesinato, en busca de justicia. El FBI es una institución estatal violenta que se ha utilizado como arma contra el movimiento de liberación de los afroamericanos en los Estados Unidos. El FBI nunca ha sido justo y parcial con la comunidad afroamericana. La verdadera justicia se producirá cuando la gente se organice y luche por sus propias demandas frente a la opresión racista del estado capitalista de los Estados Unidos. La policía siempre cumplirá su papel de ser tropas de choque para la supremacía blanca y el capitalismo mientras sigan existiendo en este estado racista.

En este período absolutamente crítico, agudizamos nuestra determinación de construir organizaciones capaces de librar una lucha de clases militante contra el estado racista y su clase dominante. La clase dominante y su gobierno solo han mostrado un total desprecio por las vidas de millones de personas de la clase trabajadora durante la crisis de COVID-19, especialmente las personas afroamericanas que son desproporcionadamente víctimas del virus. En medio de la profunda crisis, los asesinatos racistas de George Floyd, Ahmaud Arbery en Brunswick, Georgia, Breonna Taylor en Louisville, Kentucky y Sean Reed en Indianápolis, Indiana, dejan en claro que las protestas y la lucha deben continuar e intensificarse. Afirmamos y apoyamos el derecho de los afroamericanos y de todos los oprimidos a protestar y defenderse contra el terrorismo racista.

El Partido por el Socialismo y la Liberación exige que los cuatro oficiales involucrados en el asesinato de Floyd sean procesados y condenados. También exigimos el fin de la represión de los manifestantes en Minneapolis que exigen justicia y responsabilidades en medio de la actual crisis sanitaria y económica.

¡Justicia para George Floyd y todas las víctimas del terror policial racista!

Tags

Related Articles

Back to top button
Close