Foto: “Chicago durante el vórtice polar” por Edward Stojakovic, con la licencia CC BY 2.0. Recorte del original.

Foto: “Chicago durante el vórtice polar” por Edward Stojakovic, con la licencia CC BY 2.0. Recorte del original.

Traducido por Keiti Rubio

Un vórtice polar cubrió un gran parte de los EE. UU. esta semana, lo cual resultó en temperaturas peligrosamente frías que los científicos climáticos dicen que pueden ser el resultado del cambio climático. Los peligros del frío también se ven amplificados por el hecho de que el capitalismo no le ha brindado calor y refugio adecuado a decenas de miles de personas. En tan solo Chicago, la Coalición de Chicago para las Personas sin Hogar informa que más de 80,000 personas están sin techo.

Desde el 1 de febrero, los medios de comunicación nacionales han reportado más de una docena de muertes relacionadas con el frío extremo. En gran parte del Medio Oeste, las temperaturas cayeron por debajo de los -15 grados, con la sensación térmica en Iowa llegando hasta los -50 grados. En estas condiciones, la congelación y la hipotermia pueden ocurrir en cuestión de minutos.

La infraestructura también ha sufrido, y se han reportado apagones en partes de Illinois, Wisconsin y Iowa. En Michigan, el gobernador incluso les pidió a los residentes que ahorraran con la calefacción después de que un incendio en una instalación de gas natural creara la posibilidad de una escasez de gas natural.

Sorprendentemente, no se han reportado muertes en Chicago debido al vórtice polar. Los funcionarios de la ciudad, temerosos del descontento y la agitación social que tiende a surgir cuando no se responde a una emergencia relacionada con el clima en Chicago, abrieron bibliotecas, estaciones de policía y hospitales como centros de calentamiento. Los autobuses de la ciudad de Chicago (CTA) operaron como centros de refugio adicionales y se movilizó a los trabajadores de emergencia para recoger a cualquiera que llamara a las autoridades o que fuera encontrado en la calle.

Por supuesto, los esfuerzos de la ciudad no fueron suficientes. Las organizaciones comunitarias y miles de donantes colaboraron para cubrir los gastos de hotel de cientos, quizás miles, de personas sin techo. Algunas iglesias y organizaciones comunitarias también abrieron sus puertas.

El vórtice polar expuso la naturaleza irracional y la cruel del sistema capitalista y el aburguesamiento racista que está creando una crisis masiva de personas sin techo en ciudades grandes y pequeñas de los Estados Unidos.

Durante la Congelación del 2019 que duró dos días y medio, la gente de Chicago se unió para enfrentar niveles récord de clima extremo y demostró lo que es posible cuando nos unimos para cuidarnos unos a otros. No hay motivo para que alguien se quede sin un hogar en los Estados Unidos. No hay razón para que las inclemencias del tiempo coloquen a miles de personas en situaciones de vida y muerte potencialmente peligrosas. Tenemos los recursos para eliminar la pobreza y la falta de vivienda y este tipo de situaciones demuestra claramente que es posible organizarnos para lograrlo.

El clima extremo está provocado por el cambio climático

Es probable que la temperatura del frío extremo sea el resultado del cambio climático causado por el hombre. Inside Climate News ha informado cómo algunos estudios han encontrado que el aumento de las temperaturas globales ha provocado un debilitamiento de corriente en chorro, la cual normalmente mantiene el aire ártico frío, el vórtice polar, contenido en las regiones polares. Cuando la corriente de chorro se debilita, puede cambiar de dirección, lo cual permite que el aire frío del Ártico se desplace sobre América del Norte, Europa o Asia, donde viven millones de personas. El resultado es que aun cuando los inviernos se están volviendo más cálidos en promedio, estos eventos de frío extremo ocurren con más frecuencia

Los eventos climáticos extremos se producirán con mayor frecuencia a medida que avanza el calentamiento global. Los gobiernos capitalistas de todo el mundo han demostrado poco interés en enfrentar de manera seria el cambio climático y las emisiones de carbono. Los Estados Unidos durante la administración de Trump parecen haber tomado una vez más la posición de que el calentamiento global es ficticio. Sólo el socialismo, con su planificación centralizada de la economía, proporciona la solución a la crisis climática, ya que permitirá una reorganización profunda de la economía.

El capitalismo prioriza el lucro por encima la gente

El capitalismo también causa que un gran número de personas no tengan protección adecuada durante el frío extremo. Debido al racismo, un componente esencial de la sociedad capitalista, la mayoría de estas personas son negras. Estas personas son las que corren más riesgo, ya que dependen de la capacidad limitada de los servicios de asistencia social inadecuados o de la buena voluntad de las personas que conocen para mantenerse fuera del frío.

Incluso para las personas que tienen la capacidad de pagar por un refugio, siguen estando en riesgo en sus hogares. La calidad de una vivienda de alquiler está a la merced de los propietarios, quienes a menudo no mantienen las unidades a un nivel habitable. El costo de la electricidad o del gas natural es otra carga para los trabajadores que no pueden pagar. Estas utilidades a menudo también están controladas por monopolios privados. Las necesidades de las personas trabajadoras y oprimidas son menos importantes hoy en día que la capacidad de los capitalistas de obtener ganancias.

El frío que los Estados Unidos ha enfrentado esta semana es un ejemplo sombrío de cómo el capitalismo está creando un clima extremo y obligando a las personas trabajadoras y oprimidas a enfrentar las consecuencias. Para detener la degradación de nuestro medio ambiente y sobreponernos a las catástrofes climáticas que ya están ocurriendo, necesitamos un sistema que priorice la vida humana y el bienestar, no el beneficio privado. Solo en el socialismo lograremos superar las catástrofes climáticas que el capitalismo ha creado.