AnalysisEspañol

Juicio del asesino de George Floyd comienza, autoridades preparan represión masiva

Foto: 31 de mayo de 2020, marcha en San Francisco exigiendo justicia para George Floyd. Foto: Liberation/Gloria La Riva

Después de cometer el asesinato que sacudió al país y provocó protestas en todo el mundo, el juicio del oficial de policía Derek Chauvin comenzó el 8 de marzo en Minneapolis. Se aplazó rápidamente a la espera de una decisión de un tribunal superior. Chauvin, un ex policía del Departamento de Policía de Minneapolis que mató brutalmente a George Floyd el 25 de mayo de 2020, está acusado de homicidio “no intencional” en segundo grado y homicidio involuntario en segundo grado. Está previsto que los otros tres agentes implicados en este despiadado asesinato sean juzgados en agosto.

La selección del jurado estaba programada para comenzar ese primer día, pero una disputa no resuelta entre la fiscalía y la defensa sobre los cargos que considerará el tribunal llevó a una demora. Los abogados de Chauvin están intentando evitar la reinstalación de un cargo adicional: asesinato en tercer grado. Esta maniobra podría paralizar los procedimientos durante semanas.

El equipo de la defensa planea argumentar que otros factores además de las acciones de Chauvin llevaron a la muerte de Floyd. Esta es una afirmación vergonzosa cuando la evidencia de video vista innumerables millones de veces en todo el mundo muestra claramente a Chauvin estrangulando a Floyd arrodillándose sobre su cuello. Cualquier cosa que no sea una condena en todos los aspectos en este caso sería una parodia de la justicia.

Pero el sistema judicial estadounidense tiene una larga historia de parcialidad extrema a favor de las fuerzas del orden, especialmente cuando su víctima es negra. Los agentes de policía que participaron en la infame golpiza de Rodney King en 1991, por ejemplo, fueron absueltos, un resultado que provocó el levantamiento de Los Ángeles de 1992. El fallo de la Corte Suprema en la ciudad de Los Ángeles v. Lyons en 1983 bloqueó las protecciones para las víctimas de estrangulamiento policial, incluso si varios testigos corroboran la violación.

Los fiscales del área de Minneapolis ni siquiera presentaron cargos contra Chauvin inmediatamente después del asesinato. Solo cuatro días después se presentaron cargos de homicidio insultantemente leves, que finalmente se elevaron a cargos de asesinato el 3 de junio. Estos cargos se presentaron debido a la enorme presión ejercida por la rebelión nacional que comenzó en Minneapolis y luego se extendió en los días siguientes por todo el país y eventualmente en todo el mundo. El movimiento desafió a los asesinos particulares del asesinato de Floyd, así como al sistema policial racista en su conjunto.

La gente de Minneapolis continúa esta lucha. El 7 de marzo, cientos salieron a las calles del centro en una manifestación organizada para exigir justicia para George Floyd y los otros 400 muertos debido a la brutalidad policial en el estado de Minnesota. También se llevó a cabo una manifestación el 8 de marzo.

Por temor a otro levantamiento masivo si Chauvin no es condenado, Minneapolis y el condado de Hennepin están gastando más de $1 millón en barricadas antes del veredicto. Miles de policías y la Guardia Nacional también planean estar presentes en el terreno, preparados para llevar a cabo una represión a gran escala si se absuelva a Chauvin, tal como lo hicieron durante los meses de verano anteriores. La respuesta del gobierno muestra sus verdaderas prioridades. Hay recursos aparentemente infinitos disponibles para mantener “la ley y el orden”, pero se nos dice que el dinero para satisfacer las necesidades de los trabajadores simplemente no existe.

Todo lo que no sea una condena de Derek Chauvin por el asesinato de George Floyd será rechazado con razón por millones de personas en todo el país. Si el juicio produce algo parecido a la justicia, será debido a la presión implacable del movimiento popular que lucha contra un sistema que es racista hasta la médula.

Tags

Related Articles

Back to top button
Close