El miércoles, 24 de octubre, los miembros de San Francisco del Partido por el Socialismo y la Liberación realizaron una acción directa en apoyo a la Proposición 10 para anular la ley pro-terrateniente Costa Hawkins y promover la lucha por un fuerte control de los alquileres en California. Los activistas lanzaron una pancarta que decía “¡Derrota a los bancos y los terratenientes! El alquiler es demasiado alto! ¡Vote Sí a la Proposición 10!” sobre el edificio Wells Fargo en la esquina de las calles Montgomery y Market.

Mostrar la manta en San Francisco fue parte de un día de acción en todo el estado con eventos en Sacramento, Petaluma, Humboldt, Los Angeles y San Diego. Wells Fargo es uno de los mayores opositores de la Prop 10, y uno de los que más se ha beneficiado de la crisis de la vivienda.

El Partido por el Socialismo y la Liberación cree en la vivienda para las personas, no para las ganancias, y se ha unido a la amplia Coalición Sí a las 10 para luchar por esta importante medida. Si se aprueba, la Proposición 10 restablecerá el derecho de las comunidades de California a aprobar un fuerte control de alquileres, una protección vital para los inquilinos. Las elevadas rentas han provocado desalojos y una enorme crisis de viviendas.

La acción de San Francisco también expresó su solidaridad con los trabajadores del Local 2 de Unite Here, quienes establecieron piquetes frente al Hotel Palace justo al otro lado de la calle Market. En la actualidad, 7.700 trabajadores están en huelga en todo el país apuntando a la cadena Marriott, levantando el eslogan “Un trabajo debería ser suficiente”. Muchos trabajadores hoteleros se ven obligados a trabajar en un segundo trabajo sólo para llegar a fin de mes.

Como parte de la acción, se leyó la siguiente declaración:

“Estamos aquí hoy en nombre del Partido por el Socialismo y la Liberación para apoyar la Proposición 10, que abriría el camino para un mayor control de la renta y el control de las viviendas vacantes. Wells-Fargo, que tiene una larga y terrible historia de expulsar a millones de familias de sus hogares, es uno de los mega-bancos que se oponen a la Proposición 10. Están en contra de la Proposición 10 porque están invirtiendo mucho en el auge del mercado de alquileres.

Wells-Fargo es realmente una empresa criminal gigantesca. Sus anuncios dicen “establecido en 1852, restablecido en 2018”, como si fueran buenos en ese entonces, pero no lo eran. Hicieron su fortuna original de la Fiebre del Oro, que se construyó sobre una base de genocidio nativo. Hoy en día, es el “mayor inversionista” en el oleoducto de Dakota y en las prisiones privadas.

En 2016, Wells Fargo recibió una multa de $185 millones por haber creado más de 3.5 millones de cuentas de cheques y tarjetas de crédito que los clientes nunca autorizaron, y $50 millones para resolver una demanda por extorsión de cargos por el cobro excesivo de cientos de miles de propietarios que perdieron sus casas. A pesar de sus crímenes interminables, ningún ejecutivo de Wells-Fargo ha pasado ni un día en la cárcel. Mientras tanto, las personas sin hogar son criminalizadas todos los días por simplemente existir.

¡Exigimos viviendas para las personas, no para las ganancias de los multimillonarios! ¡No se deje engañar por las mentiras de los banqueros, vote SÍ a la Proposición 10!”

Puede visitar www.CaliforniaForProp10.org para participar en el esfuerzo del Partido por el Socialismo y la Liberación para aprobar la Proposición 10 y luchar por los derechos de vivienda.