EspañolFeatures

La Ley Antibloqueo de Venezuela y las elecciones el 6 de diciembre

El domingo 6 de diciembre, el pueblo venezolano votará para elegir a los nuevos diputados de la Asamblea Nacional. Esta elección es de enorme importancia para la Revolución Bolivariana. Las fuerzas progresistas se están movilizando en todo el país para recuperar la asamblea de los políticos de derecha que obtuvieron la mayoría en diciembre de 2015.  

No es una contienda entre un partido político y otro. Es la lucha por la supervivencia misma de la Revolución Bolivariana de Venezuela contra una brutal guerra económica de Estados Unidos y complots golpistas. El imperialismo estadounidense ha capturado los enormes recursos y la riqueza de la nación y ha bloqueado severamente el país durante años.

Lea más sobre las elecciones del 6 de diciembre

Recuperar la Asamblea Nacional es un objetivo inmediato del gobierno revolucionario para restaurar el control de los recursos del país, restablecer la legitimidad legislativa y ayudar a superar las dificultades económicas que el bloqueo estadounidense ha causado en la población. 

La Ley Antibloqueo 

Para combatir la guerra económica de Estados Unidos, el 29 de septiembre el presidente Nicolás Maduro dio a conocer una nueva estrategia, denominada “Ley Constitucional Antibloqueo para el Desarrollo Nacional y Garantía de los Derechos Humanos” o Ley Antibloqueo para abreviar. Fue aprobada en una sesión de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) el 8 de octubre. La ANC se ha desempeñado como un cuerpo legislativo interino luego de que la Asamblea Nacional de derecha fue declarada en desacato por prácticas electorales ilegales y otras violaciones. El asedio de Estados Unidos, Canadá y sus aliados europeos contra Venezuela incluye la incautación de CITGO y otras propiedades venezolanas por parte de Estados Unidos, la retención de las reservas de oro y dinero del país por parte de Gran Bretaña y Portugal, y un severo régimen de sanciones. 

Han cortado su capacidad para importar repuestos y productos químicos críticos para las industrias del petróleo y la minería, en particular las importaciones de Estados Unidos, con su dominio en la tecnología petrolera. Parte de la Ley Antibloqueo es un marco jurídico para garantizar las inversiones extranjeras y proteger los acuerdos económicos de las sanciones y el sabotaje de Estados Unidos con países que están desafiando las sanciones de Estados Unidos para comerciar con Venezuela. También se permitirán inversiones de entidades nacionales.  

Con las mejoras económicas esperadas, el gobierno podrá elevar los salarios reales de los trabajadores, las pensiones de las personas mayores y los beneficios para la población. El poder adquisitivo de la población se ha roto debido a la inflación vertiginosa y al bloqueo. Actualmente, un dólar estadounidense equivale a la asombrosa cantidad de 1,5 millones de bolívares.  

El gobierno también puede fortalecer programas sociales vitales como las cajas de alimentos CLAP, atención médica, educación y más. La infraestructura del país (agua, electricidad y gas, transporte y telecomunicaciones) también necesita rehabilitación. 

Urgencia de recuperación económica 

Pero primero hay que restaurar y fortalecer la capacidad productiva industrial y agrícola de Venezuela y encontrar los medios para superar los métodos coercitivos unilaterales. En el discurso del presidente Maduro al ANC, presentó el nuevo proyecto anti-bloqueo como una salida estratégica del asedio. Citó una declaración del Departamento de Estado de Estados Unidos en enero de 2018 sobre las insidiosas sanciones estadounidenses:  

“La campaña de presión contra Venezuela está funcionando. Las sanciones financieras que hemos impuesto han obligado al Gobierno a comenzar a caer en default, tanto en la deuda soberana como en la deuda de PDVSA, su compañía petrolera. Y lo que estamos viendo (…) es un colapso económico total en Venezuela. Entonces, nuestra política funciona, nuestra estrategia funciona y la mantendremos”. 

Maduro dijo: “Entre 2014 y 2019, la producción petrolera de Venezuela cayó 66,5%. Para el año 2019 sólo generamos un tercio del petróleo que producíamos en 2014. Entre 2015 y 2019, Venezuela dejó de producir en total cerca de mil 195 millones barriles de petróleo, es decir: 1,19 millardos de barriles. …  

“Entre 2014 y 2019 Venezuela experimentó la más brusca caída de ingresos externos de su historia. En seis años, perdimos 99% del volumen de ingresos en divisas. Dicho de otra manera: De cada 100 dólares o euros que el país obtenía por la venta de petróleo en 2014, hoy obtiene menos de 1. …  

“Todos los venezolanos y venezolanas debemos comprender que no estamos ante una política caprichosa, parcial o personal, que dependa de quien ocupe la Casa Blanca, o que pueda ser revertida por un resultado electoral. 

“El bloqueo es una política de Estado y debe ser respondida con acciones y herramientas de Estado que estén a la altura la gravedad del problema.  

“Necesitamos buscar fórmulas para poder comerciar libre y legalmente con el mundo sin temor a las represalias de Estados Unidos. Necesitamos recuperar los ingresos del país apoyándonos en nuestra fortalezas y capacidades para poder defender a nuestro pueblo de los terribles efectos del bloqueo”.  

Cooperación Rusia, China, Irán, Turquía, Cuba 

Cuando los medicamentos, los alimentos y el combustible han sido bloqueados por Estados Unidos en varias ocasiones, Rusia, China, Irán, Turquía y otros han desafiado las sanciones y han ayudado a mantener el flujo de suministros. 

China, Rusia, Irán y Turquía han construido decenas de miles de viviendas en el país en cooperación con Venezuela a través de la Gran Misión de Vivienda de Venezuela (GMVV). Un total de 3,2 millones de unidades han subido desde 2011. Estos cuatro países han proporcionado un amortiguador al bloqueo de Estados Unidos. 

Cuba tiene mas de 20.000 trabajadores médicos en Venezuela que brindan atención médica gratuita. A cambio, Venezuela enviaba regularmente envíos de petróleo a la isla. Pero cuando los envíos de Venezuela a Cuba fueron bloqueados en 2018 después de que Estados Unidos amenazó con sancionar a las aseguradoras de los barcos, cortando seriamente la fuente de energía de la isla, Cuba no retiró a los médicos. Continúan brindando atención médica en el espíritu de solidaridad internacionalista por la que la isla es reconocida. 

En mayo y junio de este año, Irán desafió con éxito las sanciones de Estados Unidos y entregó varios buques tanque llenos de petróleo, suministros de refinación y piezas a Venezuela. Pero en agosto, Estados Unidos se apoderó de cuatro barcos de bandera griega cargados con combustible iraní que se dirigían a Venezuela, en un acto de piratería y robo. Estados Unidos vendió el combustible por 40 millones de dólares, para utilizarlo en su falso “Fondo para las víctimas del terrorismo patrocinado por el estado”. El combustible ya lo había pagado Venezuela. 

La activación del componente de inversión de la ley ya está en marcha. A mediados de noviembre, la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez y un equipo de expertos en economía se reunieron con sus contrapartes y potenciales inversionistas en Moscú, para discutir la Ley Antibloqueo. Rusia ha hecho decenas de pactos económicos, ambientales y de defensa con Caracas en los últimos años. Venezuela pronto recibirá 10 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V COVID-19, para su uso en 2021. También hay planes para producir la vacuna rusa en Venezuela.  

Además del apoyo esencial de Irán a la industria petrolera de Venezuela, Turquía ahora proporciona la mayor parte de las importaciones de harina y pasta a Venezuela, ya que su costo es menor que los producidos en el país. 

Un artículo informativo en Misión Verdad muestra cómo el gobierno de Estados Unidos, a través del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, monitorea minuciosamente el suministro de alimentos, la producción agrícola y las importaciones de Venezuela. El gobierno de Estados Unidos utiliza esta información para planear nuevos ataques económicos contra el suministro de alimentos y la infraestructura agrícola de la población. 

El último ataque fue anunciado a principios de noviembre por el extremista de derecha Elliott Abrams, el “enviado especial” de Trump a Venezuela e Irán. Abrams es conocido por ayudar a dirigir las guerras genocidas de Estados Unidos en América Central en la década de 1980 durante la administración de Reagan. Tiene la tarea de liderar los esquemas de cambio de régimen en Venezuela. 

Abrams se jactó de haber presionado a ciertos países para que no importen combustible diesel a Venezuela, que el país a su vez intercambia con exportaciones de petróleo crudo. 

Cortar el diesel a Venezuela tiene como objetivo frustrar deliberadamente el transporte de camiones pesados de alimentos y otros bienes a través del país, así como sus operaciones de riego, alcantarillado, tratamiento de agua y plantas eléctricas.  

Confidencialidad en los acuerdos 

Para evitar el sabotaje de Estados Unidos a los acuerdos económicos de Venezuela con entidades extranjeras y nacionales, la ley anti-bloqueo le da al Ejecutivo el poder de mantener tales acuerdos económicos fuera del alcance del público para protegerlos de sanciones. 

Mantener la confidencialidad de ciertos acuerdos económicos ha sido objeto de críticas por parte de la oposición de derecha y de algunos de la izquierda. 

Jesús Faría, dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y economista, abordó este tema en una entrevista realizada por el periodista opositor Vladimir Villegas. 

“Cualquier empresa que haga negocios con Venezuela es inmediatamente presionada y si no hace caso de la amenaza, la sancionan. Si informamos abiertamente sobre un conjunto de iniciativas que podemos desplegar para solucionar los problemas del país, el bloqueo se aplicará de la manera más implacable ”. 

En su discurso de la ANC, Maduro dijo: “La Ley Anti-bloqueo permitirá al Estado … proteger nuestros activos internos y externos de la amenaza de … confiscación, robo y saqueo por parte de gobiernos extranjeros o empresas alineadas al bloqueo. …” 

Faría también responde a los críticos que culpan al gobierno por la crisis de salarios e ingresos de los trabajadores.

El gobierno ha elevado el salario mínimo continuamente, solo para que lo asalten los especuladores de divisas, el bloqueo y la subida astronómica de precios por parte de los capitalistas venezolanos. 

Faría lo explicó en una opinión publicada de Noticias Ahora:  “No hay divisas para las importaciones, indispensables para el crecimiento económico, ni ingresos públicos para financiar las inversiones sociales y económicas. Para apreciar la gravedad de este último asunto, es preciso mencionar que en condiciones normales el 70% de los ingresos públicos provienen de la actividad petrolera. 

“Está claro que, para aumentar los salarios son necesarias dos condiciones esenciales. En primer lugar, el compromiso de un gobierno socialista que lucha indoblegablemente por las reivindicaciones de nuestro pueblo. 

“Sin embargo, esto no es suficiente. Para aumentar los salarios es necesario, igualmente, la disponibilidad de ingresos capaces de financiar dicho aumento. Precisamente eso ha sido golpeado brutalmente por el bloqueo”. 

Es bien sabido entre la gente que cada vez que el gobierno aumenta el salario mínimo, los capitalistas suben los precios de inmediato.  

Una “nueva política económica”  

Hay paralelos históricos con la estrategia del gobierno venezolano en la experiencia de otros países de orientación socialista que enfrentaron circunstancias económicas muy desafiantes. Fue formulado por primera vez por Lenin en Rusia en 1921. Después de la revolución bolchevique de 1917, las invasiones imperialistas y la guerra civil de 1918-1921 habían reducido la economía a menos del 15% de su producción anterior a la guerra. 

La Nueva Política Económica de Lenin (NEP) fue un retiro estratégico de las normas socialistas, con el fin de desarrollar la capacidad productiva industrial y agrícola del país. Se abrió la economía a la inversión extranjera y nacional, se incentivó la producción agrícola y se revirtieron algunas expropiaciones. 

Con una economía severamente agotada como consecuencia de la guerra civil y las fuerzas productivas casi inexistentes, la NEP fue fundamental para la supervivencia de la Revolución, incluso con las contradicciones que creó. Por ejemplo, un mayor espacio para las relaciones de propiedad capitalistas inevitablemente aumentó la desigualdad e impulsó a la clase capitalista nacional, una contradicción política que el estado soviético tuvo que enfrentar entonces. 

Cuba tomó medidas similares  

El gobierno revolucionario de Cuba también dio un paso hacia atrás desde una economía totalmente socializada a principios de la década de 1990, cuando el PIB cayó un 34,5% entre 1989 y 1993, resultado de la desaparición del socialismo de Europa del Este y la Unión Soviética. 

Con el colapso repentino del 85% de su comercio con el antiguo campo socialista, y las medidas de bloqueo estadounidenses que fueron aprobadas para finalmente “acabar con Cuba”, en 1993 el gobierno cubano presentó un amplio plan económico que fue presentado, debatido y revisado en unas 86.000 reuniones laborales de los trabajadores y de toda la sociedad cubana. 

Esta etapa de la historia de Cuba, conocida como el “Período Especial en Tiempo de Paz”, es una de la heroica resistencia del pueblo cubano al imperio estadounidense.  

Sin escatimar palabras ni conceptos, el presidente Fidel Castro y otros líderes describieron la nueva estrategia como el uso de reformas al estilo capitalista para preservar los logros socialistas de la Revolución. Con un plan que incluía inversiones extranjeras en hoteles y turismo internacional, el reinicio de una industria de mineral de níquel paralizada por la inversión extranjera, convertir muchas granjas estatales en colectivos y cooperativas, vincular los aumentos salariales a la producción, el desarrollo de una industria de biotecnología, el permiso para una limitada cifra de personas trabajando por cuenta proia, entre otras medidas, la economía comenzó a recuperarse lentamente en 1996. 

La economía de Cuba se recuperó significativamente en la década de 2000. Luego, en 2008, la economía de Cuba fue golpeada por los efectos de la recesión mundial. La política económica lanzada por primera vez en 1993 se amplió para invitar a más inversiones extranjeras y permitir la conversión de mas entidades anteriormente estatales en cooperativas y colectivos. Hoy en día, más de 650.000 trabajadores están contratados en empleos no estatales. Cuba también tiene una ley que prohíbe la revelación pública de acuerdos comerciales y económicos confidenciales, con el fin de proteger esas inversiones. 

Un proceso revolucionario único 

El proceso revolucionario de Venezuela comenzó con la presidencia de Hugo Chávez en 1999, en un mundo sin la presencia del campo socialista, como existía con la Unión Soviética. En los primeros años de la Revolución Bolivariana, Cuba y Venezuela formaron una relación vital y estratégica que ha sido de gran beneficio económico y político mutuo. Esta alianza a su vez inspiró a otros gobiernos progresistas a afianzarse en América Latina en la década de 2000. 

En la historia revolucionaria, Venezuela es única. El gobierno socialista ha evolucionado para incluir el poder del estado, incluyendo una fuerza militar y más de 3 millones de milicias comprometidas para defender el proyecto socialista. La industria petrolera y otros recursos naturales quedan en manos del Estado, en virtud de la Constitución Bolivariana de 1999. 

Pero la burguesía venezolana todavía tiene un gran poder económico. Actúa en gran medida como un desestabilizador interno para el imperialismo estadounidense. Venezuela sigue siendo esencialmente un país capitalista. Es aún más notable entonces, que el proceso revolucionario bolivariano haya sobrevivido a 20 años de golpes imperialistas estadounidenses, guerra económica y asedio que se ha intensificado desde 2017. 

El legado de Hugo Chávez — el Partido Socialista Unido de Venezuela — es más que el partido gobernante. Conserva una enorme influencia entre sus millones de miembros. Las organizaciones de masas y los proyectos sociales llamados misiones, son organizados por organizaciones populares llamadas comunas y consejos comunales. Las mujeres juegan un papel importante en el proceso, en las milicias de la nación, en la operación práctica de programas como el CLAP de distribución de alimentos y organizaciones vecinales. 

En todos los estados, ciudades y comunidades rurales, las fuerzas englobadas en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y el Gran Polo Patriótico (GPP) están movilizando a la gente, organizando carreras de práctica para familiarizar a la población con las máquinas de votación y el proceso este 6 de diciembre. 

A pesar de las crecientes medidas coercitivas unilaterales por parte de Estados Unidos, Canadá y países europeos, especialmente en el último año, hay varios países aliados de Venezuela que no se han doblegado ante las presiones del imperio. La Ley Antibloqueo es la respuesta de Venezuela para romper con el cerco imperialista. 

Corresponde a los movimientos progresistas y activistas del mundo comprender la gravedad de la situación de Venezuela, su lucha por superarla y la necesidad de una solidaridad incondicional con la Revolución Bolivariana. ¡Apoye a las heroicas masas venezolanas en defensa de su soberanía y su lucha revolucionaria por el socialismo! 

Tags

Related Articles

Back to top button
Close