EspañolMilitant Journalism

Residentes de viviendas públicas demandan a la ciudad de Nueva York por condiciones marginales

Foto de Liberation News.
Foto de Liberation News.

El 13 de diciembre, los residentes de viviendas públicas de la ciudad de Nueva York de Holmes Towers y Stanley Isaacs Houses presentaron una demanda colectiva exigiendo que la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York arregle los ascensores rotos, las infestaciones de insectos, la falta de calefacción y agua caliente, los intercomunicadores rotos y otros problemas que enfrentan los residentes.

Además de exigir reparaciones, los residentes involucrados en esta demanda están exigiendo fondos públicos completos para NYCHA. NYCHA enfrenta un déficit reportado de 32 mil millones de dólares en reparaciones, mantenimiento y mejoras. NYCHA ha propuesto medidas de privatización, como la construcción de torres de lujo y la conversión a empresas privadas de administración de propiedades (un programa llamado Demostración de Asistencia de Alquiler, RAD en inglés). Los residentes argumentan que esto pondrá en peligro la asequibilidad a largo plazo de sus hogares, mientras que apenas hace mella en la crisis presupuestaria de NYCHA.

En junio, después de las protestas de la Coalición Holmes-Isaacs y el Centro de Justicia en el Barrio, NYCHA retiró su solicitud de disposición de tierras de la Sección 18 que habría permitido a Fetner Properties construir una torre de lujo de cincuenta pisos en la parte superior del parque infantil de Holmes Towers. NYCHA ha afirmado que aceptar las medidas de privatización, como esta torre de relleno, es la única forma en que los residentes de viviendas públicas pueden obtener las reparaciones que necesitan. Los residentes, el Centro de Justicia y los miembros del Partido por el Socialismo y la Liberación organizaron esta acción colectiva para desmentir el engaño de NYCHA y obtener reparaciones sin privatización.

Esta demanda es un ejemplo a seguir

La Keesha Taylor. Foto de Liberation News.
La Keesha Taylor. Foto de Liberation News.

“Esta demanda no es solo para nosotros, es para cada beneficiario de NYCHA que se ha quedado sin las reparaciones debidas, y que está viviendo en condiciones peligrosas debido a las décadas de negligencia del arrendador más grande de la ciudad de Nueva York”, dijo Saundrea Coleman, residente de Isaacs Houses y cofundadora de la Coalición Holmes-Isaacs. “Nuestra esperanza es que finalmente recibamos condiciones de vida humanas dentro de nuestros campus.

“Queremos informar a los residentes de NYCHA en toda la ciudad que ellos también pueden tomar este tipo de medidas para obtener viviendas más seguras sin la amenaza de privatización para hacer frente a estas situaciones críticas. Una vivienda saludable es un derecho humano, por eso hemos emprendido esta lucha”.

Inquilinos no escuchados

“He vivido en NYCHA durante 46 años. He visto muchos problemas, pero lo peor de todo es que he visto una disminución en el mantenimiento general de mi desarrollo “, dijo La Keesha Taylor, residente de Holmes Towers y cofundadora de la Coalición Holmes-Isaacs. “La gente tuvo que demandar para entrar en este desarrollo de una vez, pero es la desinversión del gobierno que nos ha llevado a este estado de crisis. Estamos viviendo en condiciones miserables, mientras vemos promesas ridículas de reparaciones a través de asociaciones privadas como RAD, PACT [otro asalto a los inquilinos de NYCHA mal nombrado como Compromiso de Asequibilidad Permanente Juntos], ¡o infill! Estos programas no proveerán los fondos necesarios para las reparaciones. NYCHA necesita realmente escuchar a los inquilinos, ya que nosotros somos los que estamos sufriendo”.

“Todo el mundo merece vivir con dignidad. Nadie debería volver a casa al final de un largo día de trabajo para encontrarse con hordas de ratas, ascensores crónicamente rotos, o sin agua para ducharse”, dijo Karla Reyes, organizadora del Partido por el Socialismo y la Liberación. “La privatización no soluciona nada: por un lado implica poner en riesgo los hogares de los residentes, y por el otro ni siquiera resuelve el problema. Necesitamos fondos completos para viviendas públicas ya, para que los residentes puedan obtener las reparaciones que se merecen”.

NYCHA es el hogar de más de medio millón de personas y un recurso invaluable para la ciudad de Nueva York, ya que es uno de los últimos lugares donde las personas de clase trabajadora, que son el alma de esta ciudad, aún pueden permitirse el lujo de vivir.

Una lucha unida

La presentación de esta demanda fue la culminación de una tremenda cantidad de trabajo por parte de muchos miembros del Centro de Justicia, del PSL, y líderes residentes de viviendas públicas. Durante más de seis meses, llamaron a cientos de puertas para recolectar documentos de admisión para que los residentes se unieran a las demandas, y para tener conversaciones con los residentes sobre la privatización y la necesidad de un sistema diferente que priorice la necesidad humana sobre la codicia privada. Los miembros del PSL mantuvieron reuniones de organización periódicas, casi semanales, con líderes residentes, y trabajaron juntos para organizar una gran reunión en el ayuntamiento, varias clínicas legales y una marcha en octubre a Gracie Mansion (residencia del alcalde Bill DeBlasio), donde cien personas, incluidos los residentes de NYCHA de diferentes campus y sus partidarios exigieron “reparaciones sin privatización”.

El siguiente paso será atender masivamente a la corte para la audiencia de la demanda a mediados de enero, y prepararse para las visitas a principios de enero del Departamento de Preservación y Desarrollo de la Vivienda de la Ciudad de Nueva York, cuando los residentes guiarán a los inspectores de HPD en torno a las dos comunidades para mostrarles las inaceptables condiciones de vida en sus edificios.

En un contexto más amplio

Aunque parece que nunca hay escasez de fondos para la policía, las cárceles, el ejército y los recortes de impuestos para los ricos, cuando se trata de invertir en viviendas públicas, escuelas o atención médica, a las personas de la clase trabajadora siempre se les dice que nunca hay suficiente dinero para todos. De hecho, durante décadas, los gobiernos municipales, estatales y federales recortaron todos los fondos del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE.UU., y de NYCHA, creando una importante desinversión, condiciones de barrio marginal, y el déficit que se ve hoy en NYCHA.

Bajo el capitalismo, el gobierno preferiría otorgar subsidios a los propietarios privados que poner dinero en el presupuesto de NYCHA. En los Estados Unidos, casi 3.5 millones de personas experimentan la falta de vivienda cada año, mientras que 17.4 millones de casas están desocupadas. Claramente, algo está mal cuando un sistema prefiere priorizar llenar los bolsillos de los desarrolladores privados y los bancos en lugar de poner un techo sobre las cabezas de las personas.

Otro sistema es posible

En Cuba, la vivienda es un derecho fundamental para todos, y casi todos poseen su propia casa o pagan centavos por el alquiler. Como parte de La Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), el gobierno venezolano ha construido 2.6 millones de hogares, y se planean millones más para albergar al pueblo de Venezuela. Estos son algunos ejemplos de lo que es posible bajo el socialismo, un sistema que prioriza las necesidades de muchos sobre la codicia de unos pocos.

La presentación de esta demanda en Nueva York representa una gran victoria en la lucha por una vivienda digna para todos. La lucha continúa mientras luchamos contra las malas “soluciones” privadas a la crisis de la vivienda y luchamos por un mejor sistema para garantizar que la vivienda sea realmente un derecho humano para todos. ¡Únete a nosotros!

Tags

Related Articles

Back to top button
Close