Denver RepressionEspañol

Activistas que forzaron la investigación de Elijah McClain enfrentan represalias y décadas de prisión

Esta declaración fue emitida por el recién formado Comité Nacional de Justicia en Denver. Para apoyar su trabajo, puede firmar la petición exigiendo que se retiren los cargos o hacer una donación que se necesita con urgencia.

Un nuevo informe explosivo encuentra que los policías de Aurora, Colorado que torturaron y mataron a Elijah McClain no tenían motivo para detenerlo o estrangularlo; una investigación corrupta ayudó a los policías asesinos a salir libres.

Mientras tanto, los organizadores de las protestas masivas pacíficas que forzaron la investigación enfrentan severas represalias y décadas de prisión.

Gente de todo el país está aprendiendo sobre el explosivo nuevo informe recién publicado en Aurora, Colorado, que concluyó que todo el encuentro de la Policía de Aurora con Elijah McClain que terminó con su muerte fue injustificado. De lo que no se habla en la mayoría de la cobertura de los medios es que los organizadores que encabezaron las masivas protestas pacíficas que obligaron a encargar este informe todavía enfrentan hasta 48 años de prisión.

La ciudad de Aurora encargó la investigación independiente el 20 de julio de 2020, bajo la presión de protestas pacíficas masivas que exigían rendición de cuentas por el asesinato de Elijah McClain. Las protestas pacíficas de una escala sin precedentes hicieron furor en Aurora el 27 de junio, el 3 de julio y el 12 de julio. Se había anunciado otra protesta para el 25 de julio. Estas protestas resultaron en la puesta en marcha de esta y muchas otras investigaciones sobre la muerte de Elijah McClain. Los activistas que organizaron estas protestas ahora enfrentan severas represalias: docenas de cargos criminales graves por liderar protestas históricas pacíficas que atrajeron la atención internacional sobre el caso de Elijah McClain.

El 17 de septiembre, sin previo aviso, los líderes del movimiento de protesta pacífica en Aurora fueron arrestados en forma repentina y dramática en sus casas, mientras conducían y trotaban en un parque. La policía llegó a la casa de un organizador con un equipo SWAT y un tanque, arrastrándolo frente a sus vecinos. Estos líderes de protestas pacíficas fueron luego llevados a la cárcel. Tres de ellos, Lillian House, Joel Northam y Eliza Lucero, fueron retenidos durante ocho días en condiciones degradantes en cárceles plagadas de COVID antes de que finalmente se les permitiera una audiencia de fianza. Ahora luchan contra decenas de cargos falsos, incluyendo el ridículo cargo de intento de secuestro por realizar una protesta frente a una comisaría de policía de Aurora. Estos cargos, todos relacionados con protestas pacíficas que llaman la atención sobre el asesinato policial de Elijah McClain, podrían ponerlos tras las rejas hasta por 48 años.

La misma corrupción y colusión entre la policía y los fiscales detallaron en el nuevo informe está en juego en este proceso político. Los cargos que enfrentan los organizadores fueron presentados por dos fiscales de distrito de Aurora: Dave Young, el fiscal de distrito que se negó a presentar cargos contra los oficiales de policía que mataron a Elijah McClain, y George Brauchler, quien se negó a presentar cargos contra un hombre que intentó conducir su vehículo Jeep contra una multitud de manifestantes pacíficos.

¡Dos de los tres policías que mataron a Elijah McClain y los dos paramédicos involucrados en la administración de la droga Ketamina todavía son empleados de la ciudad de Aurora y ninguno ha enfrentado cargos! La jefa de policía de Aurora, Vanessa Wilson, en una conferencia de prensa después de la publicación del informe, ni siquiera se comprometió a disciplinar a los dos policías asesinos que permanecen en la fuerza de APD. El único oficial que perdió su trabajo fue despedido en julio después de que se filtró que había participado en un escándalo fotográfico que involucra a otros tres oficiales de la APD que se había tomado selfies en el sitio donde Elijah fue brutalizado, burlándose del estrangulamiento carotídeo que se le utilizó. Rosenblatt estaba registrado enviando mensajes de texto con “jaja” en respuesta a las fotos.

Mientras tanto, los líderes de las protestas pacíficas se dirigen a una audiencia de acusación en el condado de Arapahoe el 1 de marzo y a una audiencia preliminar en el condado de Adams el 9 de marzo (sus cargos abarcan dos condados de Aurora, donde lideraron protestas pacíficas por McClain).

Esta persecución política es quizás el más extremo del verano de protestas contra la violencia policial racista, sin embargo, está recibiendo casi ninguna atención de los medios. No obstante, este caso ha despertado las alarmas de las principales voces de derechos constitucionales y civiles, académicos legales, activistas de la justicia social, líderes laborales y personas preocupadas por la justicia en general, tanto en el área de Denver-Aurora como a nivel nacional, que reconocen la injusticia total y las consecuencias de gran alcance de este caso y se han pronunciado sobre este caso. Decenas de miles de personas y organizaciones se han sumado a la demanda de retirar los cargos.

Esta declaración fue emitida por el recién formado Comité Nacional de Justicia en Denver. Para apoyar su trabajo, puede firmar la petición exigiendo que se retiren los cargos o hacer una donación que se necesita con urgencia.

Tags

Related Articles

Back to top button
Close