Almacén de amazon. Captura de pantalla de Liberación del video de noticias NJTV.

Almacén de amazon. Captura de pantalla de Liberación del video de noticias NJTV.

El autor es un trabajador de almacén de Amazon
Por un lado, algunos creen que este es un acto sorprendentemente generoso por parte del propietario de Amazon, Jeff Bezos, la persona más rica de la Tierra. El senador Bernie Sanders, quien previamente había elegido a Bezos como ejemplo de la clase dominante egoísta, lo felicitó tras el anuncio “por hacer exactamente lo correcto.”
Por otra parte, muchos se han apresurado a señalar que el aumento viene con la eliminación de los bonos de incentivo y un programa de unidades de acciones restringidas, lo cual reducirá la remuneración neta de algunos trabajadores a largo plazo. Por lo tanto, esto no es un movimiento “generoso” por parte de una empresa conocida por numerosos abusos laborales.
Si bien estos son hechos importantes, hay un elemento clave que los críticos de Amazon desconocen o no han considerado en relación con el aumento. Se espera que los trabajadores de Amazon, como yo, aumentemos nuestra productividad en un 50 por ciento. ¿Cómo llegamos a esto?
El trabajo en el almacén
Empecé a trabajar en Amazon como escáner durante el verano, y casi inmediatamente después de ser contratado, hubo un cambio en la forma en que se esperaba que los empleados hiciéramos nuestro trabajo. Cuando comencé, la tasa de escaneo era de 120 cajas por hora, pero pocas semanas después se introdujo una nueva tasa de 180 cajas por hora, un aumento del 50 por ciento.
El centro de clasificación está dividido por varias líneas de rodillos metálicos a los que están asignados los empleados; primero se descargan las cajas de los camiones y luego se clasifican en las líneas correctas por los trabajadores rodeados de varias cintas transportadoras. Amazon hizo un cambio increíblemente simple en la forma en que se realiza el trabajo al agregar otra línea de rodillos metálicos cortos a cada lado de las líneas, dividiendo efectivamente cada línea en seis secciones, cuatro en ambos lados de los dos rodillos nuevos y las últimas dos al final de las líneas. Ahora, en lugar de que se espere que cada trabajador apile cajas en cincuenta paletas distintas, se dividen en grupos que solo tienen que cubrir entre 10 y 20.
Este cambio simple y barato en la división del trabajo aumentó drásticamente la productividad de todo el almacén. Aunque no puedo hablar por todas las ubicaciones de Amazon, puedo afirmar que el éxito de este enfoque en el almacén en el que trabajo significa que hay pocas razones para que no utilicen este nuevo método en otros edificios. Así, Bezos puede contratar menos trabajadores para hacer la misma cantidad de trabajo que antes, o aumentar la producción de su compañía un 50%.
Queda claro que el aumento a $15 por hora es tanto un intento obvio de recuperar a los consumidores que se habían apartado de la compañía tras los informes del abuso de su fuerza laboral, como una respuesta a las acciones tomadas por muchos huelguistas valientes durante la mayor venta de Amazon del año.  Prime Week.
Pero si merecemos el “salario justo por un día de feria” del que los capitalistas tanto hablan, ¿por qué no estamos recibiendo un mínimo de $19.50 que vendría justificado en el trabajo adicional que estamos logrando? Aunque ya no llevamos paquetes como antes, ahora tenemos muchas más cajas, algunas de las cuales pesan más de 50 libras. Además de esto, los trabajadores que no son escáneres, como los cargadores de camiones, los descargadores y las “arañas de agua,” los trabajadores que envuelven los montones de cajas en plástico, deben seguir el ritmo del aumento de la velocidad del escáner.
Amazon obtiene ganancias masivas
Sin siquiera tomar en cuenta los bonos perdidos, Amazon—valorado en cerca de $ 1000 millones—se adueña del 35% de la riqueza generada por el trabajo adicional que hacemos. Esto es un aumento en lo que Marx llamó la plusvalía relativa, ya que el aumento se debe al aumento de la productividad durante la jornada laboral regular, y no a la prolongación de la propia jornada laboral.
Como marxistas, sabemos que los capitalistas nunca aumentan los salarios simplemente por bondad. La decisión de Bezos hubiera sido imposible sin la lucha de la acción colectiva por parte de los empleados de Amazon, pero no debería olvidarse que Amazon está intentando engañar al público haciéndole creer que le está pagando más a sus trabajadores por la misma cantidad de trabajo. En realidad, donde antes ganaba $0.11 por cada caja escaneada, ahora gano $0.8. Cuando se transportan cientos de cajas al día, esto nos pone a pensar.
Debemos asegurarnos de que los trabajadores y los consumidores de Amazon que quieran apoyarlos conozcan la verdad: a los trabajadores de Amazon ahora se les paga menos por su trabajo, incluso con el aumento de salarios.