“El mundo enfrenta crisis sin precedentes, ninguna de las cuales puede resolverse dentro del sistema capitalista existente. Estamos en una carrera contra el tiempo. La necesidad de una reorganización radical de la sociedad sobre una base socialista nunca ha sido mayor ni más urgente ”, dijo Gloria La Riva al anunciar su candidatura presidencial de 2020 como candidata al Partido por el Socialismo y la Liberación.

El compañero candidato vicepresidencial de La Riva es el reconocido líder nativo y prisionero político Leonard Peltier, quien ha sido encarcelado injustamente durante más de 43 años. Fue llevado a prisión por el FBI y los fiscales federales en 1976, a pesar de su inocencia. Un movimiento mundial exige su libertad.

En una carta de la Unidad Federal de Correcciones en Coleman Florida, aceptando la nominación, Leonard Peltier escribió: “¡No sólo soy un tradicionalista nativo, sino también un socialista, quien está en contra de cualquier abuso o explotación de la clase trabajadora y la gente pobre!

“Además, como bien saben, los nativos somos los verdaderos ecologistas. Estos son sólo recordatorios. ¡Nada ha cambiado para mí! Por lo tanto, me siento más que honrado de aceptar su oferta para ser candidato vice-presidencial”.

 Al anunciar su campaña, La Riva y Peltier dicen: “Las mayores amenazas que enfrenta la clase trabajadora y la humanidad en todo el mundo incluyen el creciente peligro de guerras nuevas y más amplias, el cambio climático catastrófico y la destrucción corporativa de empleo estable, lo que será aún más devastador, consecuencias en la inminente crisis económica.

¿Cuánto tiempo debe durar un sistema si su “tiempo de auge” mantiene al 40 por ciento de la población en la pobreza o mera pobreza? ¿Cuánto tiempo se debe aguantar un sistema si su principal forma de incrementar los márgenes de ganancia es despojar las protecciones ambientales vitales, saquear los recursos del gobierno con obsequios para los ricos, atacar a los sindicatos y otras protecciones sociales? ¿Cuánto tiempo se debe aguantar un sistema si se sostiene sólo a través de la economía de guerra, la movilización militar y la intervención extranjera?

Más de 140 millones de personas en Estados Unidos ahora están lidiando con trabajo inestable, vivienda inasequible, falta de ahorros, sin atención médica, sin jubilación, y sin signos de que el futuro sea diferente.

A medida que el sistema se sumerge más profundamente en estas crisis, todo en busca del todopoderoso dólar, la pregunta para la clase dominante se convierte en cómo mantener el control social. Demagogos como Donald Trump usan inmigrantes como chivos expiatorios y lanzan nuevas cruzadas contra las mujeres y las personas LGBTQ. Ambos partidos — Demócrata y Republicano — agotan los presupuestos estatales y municipales al invertir en la policía militarizada, el encarcelamiento masivo racista y el sistema penitenciario más grande del mundo. Expanden el enorme Estado de Vigilancia que persigue todos los movimientos de la población, cada correo electrónico, texto, clic y compra, junto con los monopolios de telecomunicaciones.

La clase dominante está restringiendo el derecho a protestar y disentir, mientras que acciones heroicas como Standing Rock se convierten en delitos graves. Mientras tanto, se anima a los movimientos fascista y supremacismo blanco a crecer. Y el sistema deja librea a los banqueros de Wall Street que cometieron fraude masivo y ejecutaron la hipoteca de las casas de millones de familias, y a los ejecutivos farmacéuticos cuyo tráfico masivo de drogas con opióides ha dejado cientos de miles de muertos.

Las personas que desean cambiar esa situación no pueden confiar en el liderazgo del Partido Demócrata, que no se ha opuesto a las amenazas inminentes reales, sino que optan por centrarse en la mentira de que Rusia es responsable de Trump y su victoria. Esta narrativa debilitó por completo la resistencia masiva popular a Trump en los meses posteriores a su elección, y minó la energía de tantas personas que querían luchar contra los ataques atroces de Trump contra inmigrantes, refugiados, mujeres, trabajadores y el medio ambiente.

Cuando los demócratas tuvieron el control de ambas cámaras del Congreso y de la Presidencia de 2009-11, no hicieron nada para legalizar a millones de trabajadores indocumentados. Hoy, los líderes demócratas critican el tratamiento criminal de los refugiados por parte de la administración republicana, sin mencionar su propia culpabilidad al militarizar la frontera y expandir la máquina de deportación. Hoy en día no presentan “camino a la ciudadanía” ni legalizaciónn para los indocumentados, y en cambio usan su sufrimiento para la gloria política.

Sobre los temas vitales de la política exterior, casi todo el Partido Demócrata aplaudió el bombardeo de Trump a Siria. Muy pocos llaman a revertir su escandaloso reconocimiento de Jerusalén como la capital israelí. Lo atacaron por ser demasiado blando con Corea del Norte y no llevar a cabo su amenaza de bombardear Irán. Apoyan la militarización de Asia Pacífico, preparándose para futuros conflictos contra China con armas nucleares.

Nuestra campaña apoya todas las reformas que benefician a la clase trabajadora y a las personas pobres. Pero las reformas por sí solas no son suficientes y las reformas importantes que fueron ganadas por la clase trabajadora están siendo eliminadas.

El capitalismo es un sistema corrupto y en bancarrota que está destruyendo el medio ambiente y la vida de innumerables millones, mientras que los súper ricos acumulan riqueza sin límite. Su fuerza impulsora no es sólo la ganancia, sino la maximización de la ganancia, por lo que no es posible resolver la crisis climática que se acelera rápidamente bajo el capitalismo. Todo el complejo militar-industrial y el establecimiento de política exterior bipartidista está dispuesto a librar guerras interminables y más grandes sólo para preservar el poder imperial de Estados Unidos que está en declive rápido.

El socialismo es un sistema donde la riqueza de la sociedad, creada por el labor de los trabajadores, se utiliza para crear un entorno sostenible y proporcionar a cada persona un trabajo decente o un ingreso para aquellos que no pueden trabajar, educación gratuita y vivienda asequible.

El socialismo no propone mayores impuestos a la pequeña clase de propietarios corporativos que controlan tanta riqueza y decisiones sobre el resto de la sociedad. El socialismo aboga por sacarlos del poder por completo y crear nuevas instituciones verdaderamente democráticas en nuestros vecindarios y lugares de trabajo, a nivel de ciudad, estado y nacional.

Un sistema socialista tendría la más alta prioridad eliminando el racismo institucionalizado, la intolerancia y las desigualdades. La brutalidad policial y el encarcelamiento masivo terminarían. Los tratados con los pueblos nativos serían honrados. Se debe garantizar el derecho inmediato a la ciudadanía a todas las personas que viven en los Estados Unidos.

El socialismo significa hacer que la atención médica sea realmente asequible al hacerla gratuita para todas las personas. El complejo militar-industrial y la maquinaria de guerra del Pentágono, con sus casi 1.000 bases en todo el mundo, no son para “defensa” sino para el imperio global de Wall Street. Debe ser desmantelado. Deben levantarse los bloqueos contra Cuba, Venezuela y las sanciones contra todos los demás países, una forma de guerra económica en expansión.

El derecho al anticonceptivo y al aborto debe garantizarse a las mujeres. La igualdad en todas las esferas de la vida debe realizarse para las mujeres y las personas LGBTQ.

Confiamos en que nuestro mensaje de la campaña presidencial La Riva/Peltier ganará muchos partidarios en los Estados Unidos. El interés en el socialismo está creciendo”.

Leonard Peltier fue el candidato presidencial en el año 2004 del Partido Paz y  Libertad de California (PFP) y Gloria La Riva fue la candidata de la PFP en 2016, y por el PSL en otros estados. Buscarán la nominación presidencial de PFP en 2020, así como el acceso a la boleta electoral para el Partido por el Socialismo y la Liberación en muchos estados.

Contacto: [email protected]

Inscríbase          Endorsar a La Riva/Peltier